Pensionistas en Castilla-La Mancha: retratos de la marea por unas pensiones dignas

El reportaje completo, en En Profundidad 

La misma generación que salió a la calle por los derechos laborales, lo hace ahora por las pensiones. Con tantos argumentos como tiempo para defenderlos.

Magras pensiones de discapacidad

Pablo Fernández cobra una pensión de discapacidad. Poco más de 1.000 euros. Hace tiempo que no entra en un bar. Hoy, un café es un extra a cuenta de lo que da de sí la subida del 0,25. Su historia es la de muchos.

“Tengo que mantener a mi hija, que está sin trabajo con 33 años. Lleva un montón de años sin ayudas y sin nada. Luego están mi mujer y mi hijo, que se ha emancipado, pero con coste para nuestra pensión”.

Las preocupaciones de Pablo, después de 40 años cotizados, tienen que ver con la revisión de su pensión. Se quedará en 700 euros. Los cuentas de ahora se volverán imposibles.

“Compras un pollo entero y estás calculando (yo hago la comida): con esto vamos a tener para tres días; en distintas comidas, claro”.

Desligadas del IPC, las pensiones han perdido poder adqusitivo. España crece al 3%, pero los pensionistas se quedan en un 0,25. La Constitución, en su artículo 50, recoge que el Estado garantizará pensiones suficientes. Pero uno de cada tres pensionistas están por debajo del umbral de la pobreza, no llegan a los 8.200 euros al año.

Pensionista buscando ofertas

Virginia Páez, con 23 años cotizados, tiene una pensión de 680 euros.

“Consigo llegar haciendo muchas cuentas, y repitiendo comidas. Hago ‘apartaditos’: esto para la luz, esto para el teléfono; si hay impuestos, como ahora, tienes que ir apartando un remanente: para el coche, para la contribución…”

¿Es sostenible el sistema de pensiones? Para el Catedrático de Derecho del Trabajo Joaquín Aparicio, que formó parte del grupo de sabios para reformar las pensiones en 2013, sí. La relación actual es de 2 trabajadores por cada pensionista y el panorama empeorará. Pero apunta a la posibilidad de impuestos específicos para sostenerlas.

“La actual ley lo dice muy claro: esas pensiones contributivas se financiarán básicamente con cuotas sobre salarios; pero no dice que sea exclusivamente, por lo que podemos recurrir a otros mecanismos impositivos, como algún impuesto específico con una finalidad directa.

Pensiones más bajas para las mujeres

De Virginia a Pedro Vidal, la situación es una fotografía social. Ella, mujer con una pensión por debajo de la media. Él, hombre. Sus ingresos como pensionista casi doblan esa misma media.

“Con mi pensión sí llego a final de mes. Nadie puede llegar con 400 euros, ni con 600, a fin de mes”.

Esta lucha va también por ellos. El cálculo de la pensión depende de la vida laboral de las personas. Una situación precaria, periodos de cotización precarios, determinan la cuantía de la prestación.

La opción de los planes privados

La opción de los planes privados también ha quedado en evidencia durante los años de crisis. Entonces, porque hubo quien se vio obligado a recuperarlo. Ahora, porque la capacidad de ahorro se reducido a los más ricos.

De todo esto, dicen, va la marea de los jubilados. No es solo el 0,25, ni el factor sostenibilidad ni el envejecimiento de la población.  Por eso siguen saliendo a la calle y no pararán hasta conseguir lo que han venido a buscar.

© Castilla-La Mancha Media 2021

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad