El aeródromo de Casarrubios busca el apoyo de empresas de aviación ejecutiva

El proyecto de ampliación del aeródromo de Casarrubios del Monte, en Toledo, para convertirlo en el segundo aeropuerto de Madrid sigue dándose a conocer. Esta vez busca el apoyo de las principales empresas dedicadas a la aviación ejecutiva.

El proyecto de ampliación del aeródromo de Casarrubios quiere apostar sobre seguro y no sólo dar cabida a vuelos comerciales, quiere captar también a la que se conoce como aviación ejecutiva o de negocios.

Un sector que maneja cifras importantes: casi mil 400 millones de euros al año de negocio y 7.400 empleos directos. Y las expectativas son halagüeñas: la alternativa de Casarrubios ha sido acogida como buenas perspectivas porque el proyecto porque facilitaría este tipo de vuelos que se hace más complicado en Barajas. 

Fechas claves del aeródromo de Casarrubios

La empresa promotora del proyecto fija la fecha de comienzo de obras en 2020, para en 2023 poder operar. En 10 años espera contar con más de 60.000 vuelos, de ellos unos 15.000 ejecutivos.

De momento, los promotores del proyecto siguen a la espera de que Fomento les apruebe el estudio de compatibilidad aérea.

© Castilla-La Mancha Media 2019

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad