La desertificación en nuestro país avanza un 70% por la mala planificación y sobreexplotación de recursos

Entre las zonas más afectadas, por este proceso que acaba con las zonas fértiles: Andalucía, Canarias, todo el Levante y Castilla-La Mancha, una comunidad que soporta desde hace 46 años las consecuencias del Trasvase Tajo-Segura.

Noticia Detalle

La desertificación o destrucción irreversible de suelo fértil avanza. En España por diferentes ecosistemas que ocupan el 70 % de la superficie. Los expertos apuntan como principal causa de esta propagación la mala planificación y sobreexplotación de los recursos naturales, sobre todo del agua.

Mientras los desiertos naturales son ecosistemas sorprendentemente ricos, la desertificación arrasa tierras prósperas.

Según el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente más de dos tercios de la superficie de España es susceptible de sufrir desertificación. 

El científico Jaime Martínez Valderrama, experto en Zonas Áridas del CSIC diferencia el desierto y desertificación un proceso que se desata por intervenciones humanas inadecuadas.

Señalan los científicos que es la práctica humana de querer sacar más de lo que hay,  la subida de temperatura, menor precipitación y mayor riego de incendios la consecuencia de que el cambio climático acelere estos procesos. Predominan en zonas hortofrutícolas costeras que generan sobreexplotación de los acuíferos, principalmente en las áreas de invernaderos de Granada, Almería, Murcia y Canarias.  Otros son las zonas de matorral y eriales de territorios rurales abandonados y sin cuidados  proclives a los incendios.

Este sábado, día de la desertificación, con muchas ciudades de España a 40 grados, debe servirnos para reflexionar sobre el impacto que las decisiones en materia de agricultura y de uso del agua tienen para el medio ambiente.

Las organizaciones ecologistas consideran que las mejores herramientas para frenar los procesos de desertificación en España son políticas hidráulicas y  agrarias “racionales”.

46 años de trasvases, uno menos no apto para el baño

Este lunes se cumple el 46 aniversario del trasvase Tajo- Segura ( 19 de junio, la ley 21/1971 ‘Sobre el aprovechamiento Tajo-Segura’, la primera en la que se determina el conocido trasvase Tajo-Segura), y, también, 45 años de la prohibición de baño en el Tajo en todas las poblaciones toledanas a causa de la contaminación de sus aguas.

El director-gerente de la Agencia del Agua en Castilla-La Mancha, Antonio Luengo, ha afirmado que “ni el Gobierno de España ni el de Castilla-La Mancha van a tener capacidad de recuperar el río Tajo en unas condiciones mínimas“, por lo que apunta a “una solución europea” para acabar con “la presión” que supone a la biodiversidad, al caudal y a la calidad del agua en el Tajo “el trasvase Tajo-Segura” y “la contaminación del río Jarama”.

Con motivo de esta efeméride la Plataforma de Toledo en Defensa del Tajo ha convocado una manifestación para este día para reclamar la recuperación del rio, ya que actualmente es “una gran alcantarilla a cielo abierto”. Su portavoz, Aljandro Cano,  ha apuntado que se calcula que solo entre un 3 y un 5 por ciento del agua que lleva a su paso por Toledo es natural. El resto es fundamentalmente agua de depuración, procedente fundamentalmente de Madrid, que ha tenido “una depuración deficiente en el mejor de los casos”.

 

 

 

© Castilla-La Mancha Media 2018

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad