• Domingo 17 de Diciembre de 2017

La escultura del "efebo de Toledo" es un sátiro del 2.000 d.c

La escultura, hallada en las obras de las termas romanas de Toledo, será trasladada el lunes al Museo de Santa Cruz.

El “efebo de Toledo“, la escultura hallada el pasado verano en las excavaciones de las termas romanas, ha permanecido enterrada unos 1.400 años. ha sido datada en el 2.000 d.c así que tiene casi dos mil años de antiguedad.  Este lunes será trasladada y exhibida en el Museo de Santa Cruz de la capital regional.

Este sábado el Consorcio de Toledo ha celebrado un acto de despedida en el que se ha expuesto la escultura hallada el pasado mes de junio que será expuesta en el museo de la ciudad mientras que una réplica se exhibirá en el lugar en el que fue hallada el pasado mes de junio.

El arqueólogo jefe de las excavaciones, Carmelo Fernández, ha resaltado la importancia de este hallazgo, ya que  “efebo de Toledo” es una de las esculturas más representativas de la época romana que han aparecido en España.

Es un exponente de la monumentalidad que tuvo el Toledo romano, ya que la escultura ha sido hallada en las antiguas termas romanas, que en parte están aún bajo los edificios de la zona, porque eran una construcción de grandes dimensiones, de unos 3.000 metros cuadrados.

Eran unas termas muy similares a las que se han encontrado en el Norte de África y en otras partes del Imperio en esa época, que se construyeron entre los siglos II y IV de nuestra era, en una zona antes ocupada por “insulae” o bloques de viviendas de pequeño tamaño que eran habitadas por las personas más modestas.

La escultura estaba dentro de este complejo, en una zona situada debajo del hipocausto, de la que cayó desde algún nicho lo que ha permitido que el “efebo” esté “más o menos entero” y en buen estado de conservación.

Al acto han asistido, entre otros, el gerente del Consorcio, Manuel Santolaya, el viceconsejero de Cultura de Castilla-La Mancha, Jesús Carrascosa, y el catedrático de Arqueología de la Universidad de Murcia José Miguel Noguera.

Este último, especialista en este tipo de esculturas ha determinado que la pieza es de la primera mitad del siglo II d.c. y que es en realidad un sátiro y no un efebo. Un “dadóforo” de mármol,  obra griega del siglo III de la región de Lamia, en Italia y que tiene este aspecto:

escultura satiro

© Castilla-La Mancha Media 2017

Aviso legal - Política de Cookies