El Gobierno declarará "zona de urgente actuación" áreas afectadas por el Ebro

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha adelantado que el Gobierno de España declarará “lo antes posible” como “zona de urgente actuación” las áreas ribereñas más afectadas por la última crecida extraordinaria del Ebro.

Así lo ha anunciado la ministra al término de una reunión en el Centro de Coordinación Operativa (CECOP) que el Gobierno de Aragón ha preparado para gestionar esta avenida extraordinaria del Ebro. La crecida que ha superado los 2.600 metros cúbicos por segundo ha activado un gran despliegue humano y técnico como medida de prevención.

Con la declaración de “zona de urgente actuación” se podrá intervenir “lo antes posible” para devolver la normalidad a las personas afectadas por la crecida extraordinaria del río, que se acerca a los niveles registrados en 2015. No obstante, ha apuntado que, en primer lugar, hay que esperar a que la actual situación remita y valorar los daños.

 

Las previsiones meteorológicas y la nieve acumulada obligan a extremar la precaución

Del mismo modo, Tejerina ha recordado que las previsiones meteorológicas indican que se producirán precipitaciones de carácter moderado a finales de la semana próxima y ello, unido a que todavía queda mucha nieve acumulada en las montañas, obliga a mantener todas las medidas de control y a “extremar la precaución“.

Asimismo, ha destacado que las distintas administraciones están en mejor disposición de enfrentar la situación gracias a los planes de gestión de riesgo de inundación que aprobó el Ejecutivo central en 2016 para cada uno de los ríos. A ello se le unen las motas (diques) de protección y de apertura instaladas tras las inundaciones de 2015 para evitar el desalojo de las personas de sus viviendas, así como los 4 millones invertidos en limpieza de cauces.

Además, la ministra ha coincidido con el presidente de Aragón, Javier Lambán, en que de no existir los pantanos de Itoiz (Navarra) y Yesa (Zaragoza), la situación hoy sería “ciertamente dramática”, ya que el Ebro contaría con un 25 por ciento más de caudal del que lleva actualmente.

Por último, ha agradecido a los alcaldes de la zona por su ayuda a la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), que ha permitido una actuación “más rápida”, así como el trabajo “de todos” que ha permitido gestionar mejor este episodio extraordinario. La ministra ha aprovechado también para unirse al dolor de la familia y amigos del pastor Manuel Lorenzo, fallecido al ser arrastrado por el río Grío en la localidad zaragozana de Codos.

EFE | CMM

© Castilla-La Mancha Media 2018

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad