Bouteflika renuncia a presentarse a la reelección en Argelia y aplaza las presidenciales

El presidente de Argelia, Abdelaziz Bouteflika, ah renunciado a presentar su candidatura a la reelección en las elecciones presidenciales de abril, tras las masivas protestas registradas en las últimas semanas.

Su decisión se produce en medio de una oleada de protestas masivas en todos los rincones de Argelia y entre rumores sobre su verdadero estado de salud, ya que el mandatario, de 82 años, estuvo ingresado en un hospital de Suiza durante quince días hasta este domingo.

Dimisión del primer ministro

En un comunicado leído en el principal informativo de la noche, Bouteflika ha anunciado también el aplazamiento de las elecciones presidenciales previstas para el próximo 18 de abril y la apertura de un periodo de transición que permita elegir en las urnas a un sustituto. El primer ministro, Ahmed Ouyahia, y todo su Gabinete también han dimitido.

El proceso de transición se vertebrará a través de la convocatoria de una conferencia nacional “independiente e inclusiva”, cuyos detalles no ha detallado, y de la formación de un Gobierno de unidad nacional que tutele todo el proceso.

Claves e hitos de la renuncia de Bouteflika

La renuncia de Bouteflika llega un día después de que el presidente regresase al país desde Suiza. Entre los diversos factores que habrían influido en la decisión del mandatario hay tres fundamentales que han colmado el vaso.

Cientos de jueces han afirmado que se negarían a supervisar las elecciones si él fuese uno de los candidatos y se han sumado a la protesta contra el régimen. Además, las fuerzas armadas han dado a entender que simpatizan con los protestantes cuando el jefe de estado mayor de Ejército ha afirmado que el pueblo y el ejército tienen una visión conjunta de futuro. En último lugar, los clérigos más importantes del país han criticado haber sido presionados para dar sermones a favor del Gobierno.

Hay dos hitos a destacar según el experto consultado por CMM, Juan Luis Manfredi, profesor titular de la Universidad de Castilla-La Mancha, que considera esta renuncia como la “gran noticia del Mediterráneo en lo que va de 2019“. El primero es “el éxito de las manifestaciones en la calle, que bajo el grito de ‘este país es una república y no un reino’ ha conseguido movilizar a la gente para que Bouteflika no se presente a ese quinto mandato”. En segundo lugar, “habrá que ver qué impacto tiene en la estructura de poder militar y cómo estos van a reaccionar” explica Manfredi. La duda, según el profesor, es si tendrá “apoyo y recorrido democrático o si volverán a la ortodoxia”.

La posición de España y de la Unión Europea es una “gran incógnita”, según Manfredi, que apunta que “durante las Primaveras Árabes algunos países reclamaron mayor implicación en el proceso de democratización y en las transiciones”. Ahora queda la duda de conocer “qué capacidades reales puede desplegar la Unión Europea en el proceso de creación de una situación de paz social y en ese proceso de elecciones limpias y transparentes”, explica el experto.

También queda pendiente ver cómo afectará esto a España, debido a la relación económica y comercial con Argelia.

Aumento de la desigualdad social

Las protestas que arrancaron el pasado 22 de febrero han reunido a miles de personas, tanto dentro como fuera del país, pero sobre todo, a estudiantes. Se niegan a un quinto mandato de Bouteflika porque lo consideran incapacitado para hacer su trabajo y cumplir su palabra.

La situación que atraviesa el país ha detonado estas protestas en las que los ciudadanos se quejan de que la corrupción ha alcanzado niveles máximos que no se habían visto hasta la fecha. Además, influye que ha bajado la venta de petroleo lo que supone menos ingresos para el país. Por otra parte, ha aumentado la desigualdad social y el 25% de los menores de 30 años están desempleados.

 

EFE | CMM

© Castilla-La Mancha Media 2019

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad