Fermín y su mujer, Jesús y Eulalio: los cuatro de Aldeanueva de San Bartolomé (Toledo), huérfanos de Mauthausen (Austria)

Fermín y su mujer, Jesús y Eulalio son los cuatro huérfanos marcados por Mathausen. Vecinos de Aldeanueva de San Bartolomé (Toledo), de poco más de 400 habitantes.

Perdieron a sus padres en un campo de concentración austriaco. Son huérfanos de Mathausen porque sus padres: Marcos Sánchez López (1908),  Fermín y Claudio Rodríguez Román (1908 y 1905) y Sotero Fernández Jara salieron de su pueblo en 1939 para dirigirse a Francia. Pero no regresaron jamás. Se convirtieron en víctimas de la dictadura franquista y del nazismo.

Foto de los hermanos Rodríguez Román

Sus nombres aparecen en la lista de 4.427 españoles fallecidos en Mathausen y Gusen publicada este viernes en el BOE. Todos, padres de familia, murieron sin haber alcanzado los 40 años, según datos del Registro Civil Central que ha sacado a relucir el Gobierno, y al que el Foro de Memoria Histórica de CLM priensa en presentar alegaciones para realizar correcciones.

Dejaron atrás mujeres e hijos a los que con la medida enmarcada en la Ley de Memoria Histórica, se pretende resarcir. Familiares como Fermín, el menor de tres hermanos, que quedó huérfano cuando tenía cinco años. Como era menor es uno de los beneficiarios de una pensión que el gobierno francés aprobó para descendientes de internados en campos de concentración como Mathausen. Ahora con sus 85 años no piensa en pedir nada a España por la muerte de su padre porque “sería en vano”.

No recuerda a su progenitor, arriero por entonces, que a sus 36 años se marchó junto a su tío a Francia a trabajar, hasta que la Gestapo lo apresó y se lo llevó a Mathausen.

Esta es la última foto que recibió la madre de Fermín, cuando su marido ya estaba preso y construía obras, como este puente, para los alemanes.

Misma suerte que corrió su suegro y un paisano de éste.

Imagen del suegro de Fermín, que murió dos meses antes que su padre, preso en Mathausen

Todos, nacidos en Aldeanueva de San Bartolomé, todos, fallecidos entre 1941 y 1942 en Gusen, el campo de concentración austriaco del que nadie salía con vida.

© Castilla-La Mancha Media 2019

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad