La milla de oro de las fincas de caza está en Castilla-La Mancha

Toledo y Ciudad Real forman la milla de oro de las fincas de caza en España. Ambas provincias albergan las propiedades cinegéticas de algunos de los empresarios más relevantes del país. Siete millones de hectáreas que repercuten también en la economía de un sinfín de pueblos.

Las grandes fortunas suman hectáreas en Ciudad Real. Los Botín, el constructor Villar Mir o el empresario Alfonso Cortina, personalidades de distintos sectores que tienen algo en común: propiedades cinegéticas en la provincia de Ciudad Real. Los príncipes de Inglaterra cazan en la finca La Garganta, del duque de Westminster, la realeza española en esta obra del duque de Calabria.

Amplia oferta cinegética y buen clima

Pero además de la buena posición geográfica, cercanía a las grandes urbes y la amplia oferta cinegética, nuestros montes, temperatura y clima también tiene mucho que ver. El negocio mueve 600 millones al año que repercuten indirectamente en un sinfín de pueblos que viven de un modo u otro de estas grandes fincas privadas.  Hasta febrero, la milla de oro de las fincas de caza ofrece más de siete millones de hectáreas donde el principal reclamo serán jabalís y ciervos.

© Castilla-La Mancha Media 2020

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad