Liberan a cuatro víctimas de explotación sexual en Talavera y detienen a dos personas por trata

Imagen de la noticia

La Policía Nacional ha detenido a dos personas, un varón y una mujer de 33 y 35 años, como presuntos responsables de un delito de trata de seres humanos, que formaban parte de una trama delictiva dedicada a la captación de jóvenes para después explotarlos sexualmente en una finca próxima a Talavera de la Reina.

Según ha informado este jueves la Policía Nacional en una nota de prensa, las víctimas, tres mujeres y un varón de entre 21 y 25 años, respondieron a unas ofertas de empleo que les llegaron a través de Internet y redes sociales.

En ellas, una mujer ofrecía varios puestos de trabajo tanto para realizar labores de mantenimiento como “acompañamiento” en un establecimiento de copas en Talavera de la Reina que en realidad era una finca situada a las afueras de la ciudad en la que había una vivienda en construcción, con habitaciones individuales y colchones tirados en el suelo.

La madame llevaba clientes a casa

Esta mujer con la que habían contactado las víctimas ejercía de “madame” llevando clientes a la casa y ordenaba a cada una de las víctimas con quién debía mantener relaciones sexuales.

Los jóvenes permanecieron en la casa aproximadamente quince días, en los que no se les permitió salir de la vivienda y subsistían con una sola comida al día.

Las víctimas, ha señalado la Policía, estaban condicionadas por su carencia de medios económicos para subsistir y por el miedo a sufrir daños personales, puesto que la mujer les había amenazado con “pegarles un tiro” si no accedían a sus pretensiones, de manera que ejercían la prostitución y facilitaban a los clientes sustancias estupefacientes y pastillas, y a cambio recibían una mínima parte del dinero que éstos pagaban a la “madame”, quien respondía a sus quejas con amenazas e incluso con agresiones físicas.

La mujer detenida ya tenía antecedentes por hechos similares, mientras que el varón actuaba como subordinado de ésta y se encargaba de las labores de mantenimiento de la vivienda, si bien en ausencia de su “jefa” también se ocupaba de distribuir a los clientes con las víctimas elegidas, de convencerlas para que obedecieran las directrices y de cobrar el dinero de los servicios sexuales que las obligaban a prestar.
En el transcurso de la investigación se ha liberado a cuatro víctimas, si bien se tiene constancia de que pudiera haber más, por lo que la investigación continúa abierta.

© Castilla-La Mancha Media 2021

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad