• Miércoles 01 de Diciembre de 2021

Se duplican las muertes en incendios domésticos en Castilla-La Mancha

Imagen de la noticia

Castilla La Mancha es, con un índice de muertes en viviendas por millón de habitantes de 6,85, la región con mayor tasa de siniestralidad mortal por incendio en el hogar en 2020. El año pasado registró 14 víctimas mortales, justo el doble que el año anterior. Del total de víctimas, 8 fueron hombres y 6, mujeres. La provincia que registró mayor número de fallecidos en el hogar ese año fue Toledo (7).

En nuestra comunidad, el número de víctimas en la vivienda se duplicó con respecto a 2019, año en el que perdieron la vida por este motivo un total de 7 personas, y el número de intervenciones realizadas por los bomberos en el hogar fue de 662, un 48% menos con respecto al año anterior.

Los meses más trágicos, fueron enero, junio y diciembre, con 9 fallecidos en total; los días con mayor número de víctimas fueron el sábado (con 7 fallecidos) y el domingo (con 3 fallecidos); la franja horaria más trágica fue la comprendida entre las 16 y las 20.00 horas (con cinco fallecidos); y el grupo de edad con más víctimas en la vivienda fue el situado entre 70 y 74 años, con 4 fallecidos.

Datos a nivel nacional

A nivel nacional, se han registrado menos incendios y menos víctimas mortales. Es el balance que ha dejado 2020, año en el que se produjeron un total de 123.800 fuegos o explosiones (un 4% menos que en 2019), producidas en su mayoría en el hogar (73%), pero también como resultado de un fuego originado en el exterior, como un siniestro de tráfico, o en industrias, hospitales, residencias, hoteles o establecimientos comerciales, entre otros.

Dichos incendios acabaron con la vida de 164 personas, una víctima menos que en 2019. Destaca la baja incidencia de muertes por incendio durante los meses de confinamiento, es decir, entre marzo y abril de 2020, en los que se registraron las cifras más bajas de fallecimientos por fuego en el hogar de los últimos años.

Por primera vez, no son los mayores de 64 años los más afectados en el cómputo total de víctimas por incendio. Llama la atención el grupo de edad comprendido entre los 30 y los 64 años, el que más fallecidos concentró el año pasado (47%), y más en concreto la franja entre los 50 y los 54 años, que rompe la pauta histórica y que en 2020 acumuló 21 muertos.

En fin de semana y madrugada

En el hogar, los incendios se producen principalmente los sábados, con 23 fallecidos (19%). La franja horaria con más siniestros de este tipo es entre las 4 y las 8.00 de la mañana, en la que fallecieron 28 personas, de ahí la importancia de instalar detectores de humos en las viviendas.

Las viviendas que se encuentran dentro de un bloque de edificios son las que sufren más fuegos (66%) y llama la atención aquellas que se encuentran en la primera planta, que es la que registra más número de víctimas (41 fallecidos).

El salón sigue siendo la dependencia de la vivienda en la que se origina el mayor número de incendios (38%), seguido del dormitorio (17%) y muy de cerca, la cocina (14%). El peor índice de 2020 se repite en los municipios más pequeños, los de menos de 1.000 habitantes, donde la cifra se sitúa en 7,6 muertos por millón, frente a los 3 de las ciudades con más de 500.000 habitantes.

© Castilla-La Mancha Media 2021

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad