Fuimos los primeros en dar la vuelta al mundo, hace 500 años

El Museo Naval leva anclas como pocas veces con la exposición “Fuimos los primeros. Magallanes, Elcano y la Vuelta al Mundo”, una muestra que da voz a los protagonistas de esta gesta a través de un viaje que invita a recorrer con ellos esta ruta de más de catorce mil leguas.

“Hemos querido que esta exposición esté a la altura de esta gesta”, ha dicho el director del Museo Naval de la Armada, el almirante Juan Rodríguez Garat durante la presentación de esta propuesta expositiva que estará abierta al público hasta el 19 de enero de 2020.

En ella, el visitante realizará un viaje cronológico que no llega con la intención de “reivindicar la españolidad” de esta aventura naval, según Rodríguez, sino para dar voz a sus protagonistas, cerca de 250 hombres entre los que destacan el portugués Fernando Magallanes y el vasco Juan Sebastián Elcano, dos marinos que supieron liderar, “a veces a rastras”, a las tripulaciones de las cinco naves. “Queremos que permanezcan vivos en nuestra memoria”, ha matizado el almirante.

Comisariada por Enrique Martínez Ruiz, Susana García Ramírez y José María Moreno Martín, la muestra organizada con motivo de los 500 años de la partida de las cinco naos de Sevilla (1519) cuenta -en un espacio de 1.100 metros cuadrados- con 89 piezas, la mayoría del siglo XVI.

Exposición Museo Naval

 

Entre ellas destacan algunas emblemáticas como “La carta de las Molucas” o el “Planisferio Salviati”, un mapamundi que muestra cómo la corona española veía el mundo en 1525.

Además “Fuimos los primeros. Magallanes, Elcano y la Vuelta al Mundo” quiere destacar el papel de Carlos I, el rey que encomendó esta misión a Magallanes para buscar las Islas de las Molucas, también llamada de las especies, porque en aquella época las especies eran más valiosas que el oro.

A través de “video mapping”, gráficos y fotografías, el visitante también podrá conocer los aparatos de navegación que utilizaron, o podrá ponerse en la piel de estos hombres que a bordo de la naos Victoria, Santiago, San Antonio, Concepción y Trinidad batieron también otro récord: permanecer cuatro o cinco meses sin pisar tierra, algo impensable para la época, cuando lo máximo había sido tres meses.

Según ha descrito Susana García, en los toneles que hay expuestos se visualiza la carga con la que partieron y también con la que llegaron, dando muestra así de las vicisitudes de la gesta.

Pero también espadas o cañones de la época para dar muestra de cómo se defendieron, o una réplica de nao Victoria, esa embarcación rápida y fuerte que consiguió llegar a Sevilla en 1522 con 18 supervivientes y un cargamento cuyo valor dio para amortizar las cinco naves de la expedición, y pagar los salarios.

Con el “Plus Ultra” como santo y seña de este viaje, el Museo Naval ha conseguido con esta muestra acercar aún más esta “auténtica proeza que se escapa a la comprensión”, según han calificado los comisarios.

 

EFE

© Castilla-La Mancha Media 2019

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad