El Gobierno aprueba un "plan de choque" para bajar el precio de la luz

El Consejo de Ministros ha aprobado una bajada del impuesto especial a la energía eléctrica del 5,1 % al 0,5 %. También, ha prorrogado hasta finales de año la suspensión del impuesto del 7 % a la venta de producción de energía eléctrica, así como la reducción del IVA del 21 % al 10 %.

Además, el Gobierno detraerá beneficios de eléctricas para bajar la factura de la electricidad.

 

 

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha asegurado que las medidas aprobadas este martes para combatir las continuas subidas del precio de la luz permitirán rebajar la factura una media del 30% mensual hasta final de año.

Con la aprobación de las dos primeras medidas, el Gobierno estima que dejará de recaudar 1.400 millones de euros este año.

El precio medio de la electricidad en el mercado mayorista (pool) alcanzó este lunes su máximo histórico con 156,16 euros por megavatio hora y está fijado para este martes en 153,43 euros, lo que supone un descenso del 0,5 %.

Ante la escalada del precio de la luz en las últimas semanas, el presidente del Gobierno ha dicho que “todos tenemos que hacer un esfuerzo” y por ello ha defendido la medida para detraer determinados beneficios a las eléctricas.

La escalada de los precios de la electricidad, con un alza interanual del 34,9 %, llevó al índice de precios de consumo (IPC) al 3,3 % en agosto, cuatro décimas más que en julio y la tasa más alta desde octubre de 2012.

Las eléctricas rechazan las medidas “intervencionistas” del Gobierno

La patronal del sector eléctrico Aelec ha instado al Gobierno en un comunicado a buscar soluciones “verdaderamente eficaces” que protejan de la volatilidad diaria a los consumidores acogidos a la tarifa regulada o PVPC, además de volver a señalar al gas como principal responsable de la escalada del precio de la electricidad en el mercado mayorista.

Respecto a la medida que recorta los beneficios extraordinarios que obtienen las centrales de generación hidráulica y nuclear en el mercado eléctrico como consecuencia de los altos precios del gas, aseguran que es “injusta y desacertada”, ya que tiene un enorme impacto en la estabilidad de un sector que ni es responsable de esta situación ni se está beneficiando de ella.

La patronal recuerda que las eléctricas tienen vendida a plazo el 100 % de su producción de base de 2021 y el 75 % de 2022 desde hace meses, por lo que no se están beneficiando del aumento de precios en el mercado mayorista.

En cuanto a la obligación de subastar energía a las comercializadoras independientes y grandes consumidores, aseguran que esta medida ya se introdujo en 2007 y no sirvió para bajar los precios de la electricidad.

Critican que las medidas dirigidas a intervenir los mercados van en contra de su eficiencia, creando un clima de inseguridad jurídica.

Por ello, piden llevar a cabo una reforma de la tarifa regulada, como en otros países del entorno, para evitar que los consumidores estén expuestos a la volatilidad del mercado eléctrico, limpiar la factura de aquellos componentes que nada tienen que ver con la producción eléctrica y su transporte y distribución y llevar a cabo una reforma fiscal.

Así las cosas, las eléctricas advierten de la posibilidad de cierre de sus centrales nucleares. En Castilla-La Mancha, esta medida afectaría a la central nuclear de Trillo, que genera el 15 % de la producción nuclear española y el 3 % de la producción eléctrica nacional.

 

EFE/CMM

© Castilla-La Mancha Media 2021

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad