Operación contra un grupo violento del independentismo catalán; hay 9 detenidos

Los nueve detenidos este lunes por la Guardia Civil por formar parte de un grupo violento de los Comités de Defensa de la República (CDR) son todos hombres y una mujer, con edades comprendidas entre los 35 y los 50 años, según fuentes policiales. Dos de ellos han quedado en libertad esta tarde tras acogerse a su derecho a no declarar en la comandancia del instituto armado en Barcelona.

Ha podido saberse que los arrestados tenían “una gran cantidad” de precursores de explosivos que pensaban utilizar en próximas fechas con motivo del aniversario del 1-O y la sentencia del “procés” y con los que podían causar “daños irreparables”, por lo que la investigación se encuentra bajo secreto de sumario.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha ofrecido detalles sobre los hallazgos realizados en los diez registros practicados este lunes en varias localidades catalanas, cuatro en Sabadell y los restantes en Mollet del Vallès, Cerdanyola del Vallès, Santa Perpètua de Mogoda, Sant Vicenç de Torelló y Sant Fost de Campsentelles, en esta operación por delitos de rebelión, terrorismo y tenencia de explosivos, dirigida por el juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón, con la que culmina un año de investigación y que se mantiene abierta.

Entre los arrestados se encuentran Eduard Garzón y David Budria, que ya fueron investigados en febrero por la protesta en los alrededores de la cárcel de Lledoners durante el último traslado desde Cataluña a Madrid de los exdirigentes catalanes presos y juzgados en el Tribunal Supremo. A los integrantes de aquella protesta se les conoce como ‘Los 9 de Lledoners’.

Los investigadores tienen constancia de que los arrestados, que quedarán en los próximos días a disposición de la Audiencia Nacional, estuvieron en una cantera antes de que se desarrollara el operativo. Según precisan fuentes conocedoras del dispositivo, en los registros se ha intervenido termita y TATP (peróxido de acetona), ambas compatibles con la fabricación de explosivos. Al parecer, los detenidos ya habían llevado a cabo pruebas con estas sustancias en lugares abandonados.

Los investigadores sospechan que los arrestados trataban de elaborar además otros artefactos de distinto tipo, ya que disponían de la fórmula de la cloratita, uno de los explosivos que utilizaba la banda terrorista ETA, y junto a ella se han hallado en las viviendas registradas otras sustancias que se utilizan para el mismo fin. Tenían, asimismo, instrucciones para utilizarlas y planos de un cuartel, edificios estatales e infraestructuras críticas.

Los agentes del Servicio de Información de la Guardia Civil están desde este lunes a primera hora volcando la información informática para su análisis tras la intervención de “abundante” material en los diez registros practicados en la provincia de Barcelona por orden del Juzgado Central número 6 y la Fiscalía de la Audiencia Nacional. Según el Ministerio Público, la investigación se centra en la “neutralización de acción y grupo terrorista de índole secesionista catalán”.

Quim Torra, presidente de la Generalitat

Desde el Gobierno catalán, el presidente, Quim Torra, ha criticado lo que ha calificado como “represión del Estado” y ha reivindicado el carácter pacífico del independentismo en Cataluña:

Tweet de Quim Torra

Y lo ha hecho tras extenderse las voces, sobre todo en Ciudadanos y en parte de la oposición en Cataluña, que han señalado el momento en que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, dijo a los CDR “¡Apreteu!” como el instante en que este grupo violento podría haber iniciado los preparativos que hoy se han hecho públicos:

Quim Torra Apreteu

La respuesta desde el entorno de los CDR

Tras las detenciones, los CDR han denunciado lo que han calificado como represión. Exigen que se deje en libertad a los arrestados y piden a la población que se eche a la calle y “se una al combate”. Un llamamiento que comparten desde las CUP:

Comunicado CUP

Tweet CDR

 

AGENCIAS/CMM

 

 

© Castilla-La Mancha Media 2019

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad