Israelíes y palestinos, tres días de escalada de violencia

Aumentan los muertos en la tercera jornada de violencia entre Israel y Gaza, ya han fallecido en torno a 56 palestinos, 14 de ellos menores, y siete israelíes, según los datos a última hora de la tarde de este miércoles.

Las sirenas antiaéreas no paran de sonar en comunidades israelíes cercanas a Gaza. Las milicias palestinas han lanzado contra Israel más de un millar de proyectiles (dos centenares fallidos cayeron en la franja) que, entre otras ciudades, también han alcanzado Jerusalén y Tel Aviv, mientras que Israel ha llevado a cabo más de 500 bombardeos de represalia contra objetivos del enclave palestino.

Muere un alto mando de Hamás en Gaza por los bombardeos israelíes

Las Brigadas al Qasam, el brazo armado del movimiento islamista Hamás, han confirmado hoy la muerte de uno de sus dirigentes, Bassem Issa, comandante en la ciudad de Gaza, bajo un bombardeo israelí. Issa, conocido como Abu Emad, era cercano al líder de la milicia, Mohamed Deif, que, al parecer, también habría fallecido en un ataque israelí, y jefe de operaciones de las brigadas en la ciudad de Gaza que han dirigido ataques con cohetes desde el enclave contra Israel. La milicia confirmó además la muerte de otros tres milicianos de alto rango en ataques aéreos sobre instalaciones del grupo.

Escalada de la violencia desde el domingo pasado

Las tensiones aumentaron el domingo, cuando las fuerzas israelíes irrumpieron nuevamente en la Explanada de las Mezquitas –lugar conocido como Monte del Templo por los judíos– y lanzaron gases lacrimógenos incluso en el interior de la mezquita de Al Aqsa, el tercer lugar más sagrado para los musulmanes.

En respuesta, Hamás lanzó varios proyectiles contra Jerusalén y sus alrededores, tras varias advertencias a Israel sobre la represión policial, lo que llevó a Israel a responder con una campaña de bombardeos contra el enclave, a la que las facciones palestinas han respondido incrementando sus disparo de cohetes.

Enfrentamientos entre palestinos e israelíes en varias localidades

La escalada de violencia también ha llegado a varias ciudades mixtas de Israel, donde conviven comunidades árabes-israelíes y judías, en especial en Lod, cerca de Tel Aviv, en el centro del país, donde los disturbios y la agitación civil han obligado a declarar estado de emergencia.

Ha habido quema de sinagogas, vehículos y ataques entre ambas comunidades.

 

AGENCIAS

© Castilla-La Mancha Media 2021

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad