Page exige al Estado la puesta en marcha al 100% de las desaladoras

El PP de Castilla-La Mancha ha defendido un Pacto Nacional por el Agua en el que estén todas las comunidades autónomas

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page defiende trabajar por un Pacto Nacional del Agua pero que preserve en todo momento los derechos hídricos de la región. Las desaladoras, insiste el responsable del Ejecutivo regional, deben ser la verdadera alternativa en el levante español.

García-Page, ha exigido al Estado la optimización de todas las plantas desalinizadoras construidas en las regiones del Levante, algunas de las cuales se encuentran tan sólo al 30 por ciento de su capacidad de funcionamiento, al objeto de hacer así innecesaria la continuidad del trasvase Tajo-Segura.

El presidente regional ha lamentado el “escaso” uso que se ha hecho durante estos años de las infraestructuras de desalinización en la regiones del Mediterráneo y que, en su día, supusieron una inversión superior a los 500 millones de euros.

España podría convertirse en un desierto

Por su parte, el portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Nacho Hernando, ha advertido hoy de que España “se va a convertir en los próximos años en un desierto si aquellas personas que podemos hacer algo no hacemos nada al respecto” y a los regantes de Levante les ha dicho que miren a las desaladoras, no al río Tajo.

A preguntas de los periodistas en rueda de prensa, Hernando se ha referido a la manifestación en Madrid de agricultores del sureste y ha recordado la “deuda histórica” que tiene Castilla-La Mancha por el canon del trasvase Tajo-Segura que no ha recibido.

En este sentido, ha explicado que una consecuencia directa de que se decrete situación de sequía en Levante es que regantes y usuarios quedan “exentos” del pago del canon, o sea que “literalmente se llevan gratis el agua”.

Reacciones PP y PSOE

El grupo socialista en las Cortes ha defendido también la utilización de desaladoras como una de las soluciones al problema del agua, mientras que el PP ha apostado por no poner fronteras a los ríos y ser solidarios entre regiones. Ana Isabel Abengózar ha invitado a los regantes a hacer una visita a los embalses de cabecera para que puedan comprobar que “mirar al Tajo no es la solución a sus problemas”.

Por su parte, el portavoz adjunto del PP en las Cortes regionales, Carlos Velázquez, ha asegurado que la solución al problema del agua “no pasa por poner fronteras a los ríos, sino por ser solidarios entre regiones”.

En este sentido, ha defendido un Pacto Nacional por el Agua en el que estén todas las comunidades autónomas para poner fin a un problema que, en su opinión, “viene siendo utilizado de manera torticera por el PSOE para tratar de sacar rédito político”.

© Castilla-La Mancha Media 2019

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad