UME, Guardia Civil y cientos de voluntarios, en las inundaciones de Mallorca

Tres días después de las inundaciones de Mallorca, buzos de la Guardia Civil y la Unidad Militar de Emergencias y agentes de diversos servicios de emergencia están desde primera hora de la mañana en Son Carrió, área afectada por la torrentada en el levante de Mallorca.

Los especialistas militares y del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil están trabajando sobre el lecho del torrente en la zona próxima al polideportivo de la localidad, donde este jueves fueron hallados varios efectos personales que los familiares identificaron como los del niño.

El pequeño Artur desapareció en la tarde noche del martes cuando el coche en el que viajaba junto a su madre fue arrastrado por las aguas desbordadas del torrente de Ses Planes.

Sacó a su hija de cinco años

La mujer, que al día siguiente fue hallada muerta en el vehículo, tuvo tiempo de sacar del turismo a su hija de 5 años, que sobrevivió ayudada por un hombre.

El menor niño sigue siendo el único desaparecido del que se tiene constancia. En la riada han muerto, al menos, doce personas: la mitad españoles, tres alemanes, dos ingleses y una holandesa. Siete eran hombres y cinco mujeres.

Esta mañana se han retomado también, por tercer día consecutivo, los trabajos de limpieza en el pueblo de Sant Llorenç,en  donde cientos de voluntarios se han ido sumando desde el amanecer a los militares, bomberos, agentes de protección civil, bomberos, equipos de limpieza y otros integrantes del dispositivo oficial.

Los Reyes tienen previsto visitar la zona de las inundaciones de Mallorca para solidarizarse con los afectados y mostrar su pesar por las doce personas fallecidas.

 

© Castilla-La Mancha Media 2018

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad