Desembarcan en Malta los migrantes rescatados por el pesquero español Nuestra Madre Loreto

El barco pesquero español “Nuestra Madre Loreto” ha concluido el transbordo a una nave de la Guardia Costera de Malta de los 11 migrantes que rescató el pasado 22 de noviembre frente a las costas de Libia y que serán llevados a puerto seguro “en breve”.

La organización humanitaria Proactiva Open Arms, que acompaña al pesquero, ha confirmado que ha transbordado a los inmigrantes a una nave de la Guardia Costera maltesa y “en breve” desembarcarán en un puerto seguro.

Malta anunció ha anunciado que todos los inmigrantes serán reubicados en España una vez que hayan recibido asistencia médica. El ministro del Interior y Seguridad Nacional maltés, Michael Farrugia, así lo ha explicado en Twitter: “Hoy 11 inmigrantes desembarcaron en Malta del barco español ‘Nuestra Madre Loreto’. Tras la atención médica, todos serán reubicados en España”.

El barco pesquero Nuestra Madre de Loreto, que llevaba diez días bloqueado frente a las costas de Libia con 11 migrantes a bordo, ponía esta mañana rumbo a Malta, segúnindicaba en su cuenta de Twitter la organización Proactiva Open Arms, que ha achacado esta decisión a indicaciones del Gobierno.

“El Gobierno indica ahora a Nuestra Madre Loreto que ponga rumbo a Malta. Tarde, mal y sin escrúpulos. Jugando con la seguridad de las personas, 10 días sin noticias, un temporal duro, una persona evacuada en helicóptero y un alto riesgo para toda la tripulación”, ha escrito la organización en su cuenta de Twitter.

El barco pesquero de Santa Pola (Alicante) había decidido anoche regresar a España desoyendo las indicaciones del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que instó a cumplir las leyes internacionales y dirigirse al puerto más seguro y cercano.

Desde Buenos Aires, donde asistía a la cumbre del G20, Sánchez recordó que todos, no solo el Gobierno de España, sino los ciudadanos y los barcos privados también, están sometidos a la ley internacional y la ley comunitaria. Al plantearle por qué no actúa en este caso igual que en el del Aquarius (al que dio acogida al poco de su llegada a la Presidencia del Gobierno), explicó que entonces no existía un puerto seguro y ahora sí.

Las últimas informaciones situaban ayer al pesquero navegando sin rumbo en medio del mal tiempo, a unas cien millas al norte de Libia y a unas 150 millas al sur de Malta, que había decidido cerrar su puerto.

Sin embargo, el Gobierno libio había aceptado hacerse cargo de los inmigrantes por razones humanitarias y “en reconocimiento a la labor de España y su cooperación en la formación dada a este cuerpo”, según declaró a la prensa el portavoz de la Guardia Costera libia, el coronel Ayub Qasem. Una opción que, para los familiares de los tripulantes del pesquero, no era la mejor.

Durante una concentración celebrada ayer en Santa Pola, el padre del capitán del Nuestra Madre de Loreto, José Durá, argumentó que Libia no era un país “estable”.

Antes había podido escuchar, a través de un mensaje de radio al que tuvo acceso Efe, la llamada de socorro a las autoridades españolas que lanzaba su hijo, Pascual Durá.

No puedo estar navegando hacia el norte y hacia el sur, hacia el este y el oeste huyendo del mal tiempo, sin tener una respuesta; no puedo, sin tener un amparo para estas personas“, aseguró el patrón del pesquero.

El capitán, además, alertó, en una conversación vía satélite con Efe, de que la situación era “cada vez más insostenible” y de que entre la tripulación estaba cogiendo “fuerza la idea de que va a repercutir gravemente en nuestra salud -la de todos los ocupantes- y en el estado del barco”.

EFE | CMM

© Castilla-La Mancha Media 2018

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad