• Domingo 23 de Julio de 2017

En EE.UU., las filtraciones sobre contactos del equipo de Trump con la inteligencia rusa centran la primera crisis de su mandato

Nuevos datos que aparecen cuando el mandatario estadounidense recibe en la Casa Blanca a su homólogo israelí, Benjamín Netanyahu, para hablar sobre el proceso de paz en Oriente Próximo.

Donald Trump atraviesa la primera gran crisis de su mandato. Tras la dimisión de su asesor de seguridad nacional, la prensa publica ahora nuevas filtraciones que vinculan a sus asesores con agentes rusos. A pesar del disgusto, el mandatario estadounidense ha recibido al primer ministro de Israel.

Bejamín Netanhayu no podía disimular su alegría. Comienza una nueva etapa en las relaciones israelo-estadounidenses. No en vano, el nuevo inquilino de la Casa Blanca, pero sobre todo su yerno, son viejos amigos, y eso facilita mucho las cosas.

De entrada, Donald Trump se ha comprometido personalmente a relanzar el proceso de paz y ha abierto la puerta a la solución de un estado compartido por israelíes y palestinos. Tan sólo le ha pedido a Netanyahu que frene un poco la anexión de territorios palestinos.

Y respecto a trasladar la embajada de Estados Unidos a Jerusalén: “Me gustaría que pasara. Lo estamos estudiando con mucho cuidado. Creédme. Veremos lo que pasa”, ha señalado.

El primer ministro israelí se ha mostrado tajante al explicar cuáles son sus condiciones para volver a la mesa de diálogo: “El reconocimiento del estado judío y el control de la seguridad por toda la zona por parte de Israel. Si no hablamos de fantasías”, ha manifestado.

Trump no ha podido evitar que se colara en la rueda de prensa el asunto de sus contactos con Rusia. Está indignado con la última filtración según la cual los servicios de inteligencia estadounidenses interceptaron llamadas de varios miembros de la campaña y otros de sus colaboradores con altos cargos de la inteligencia rusa: “Están intentado encubrir la terrible derrota de los demócratas con Hillary Clinton”, ha dicho.

Asimismo, ha señalado que se trata de filtraciones ilegales publicadas por “falsos” medios de comunicación, pero no ha negado ni aclarado dichos contactos.

© Castilla-La Mancha Media 2017

Aviso legal - Política de Cookies