Variotinto

  • Recomendado para todos los públicos
  • Disponibles subtítulos para personas sordas

Con pan y vino se hace el camino. Y eso es lo que haremos en la quinta temporada de Variotinto: recorrer las rutas del vino de Castilla-La Mancha.

En este nuevo recorrido por los Caminos del Vino, alrededor de los 80.000 kilómetros cuadrados de nuestra tierra, no pasaremos por alto señas de identidad de nuestra región como la artesanía.

Grandes maestros, oficios ancestrales en vías de extinción, pequeños talleres que luchan por su supervivencia y la artesanía “made in Castilla-La Mancha”, que maridados con un buen vino de la tierra ocuparán un lugar importante en nuestro viaje.

El domingo 13, estreno de la quinta temporada en Castilla-La Mancha Media.


Camino de las Burbujas

En Castilla-La Mancha sabemos hacer y hacemos excelentes vinos espumosos que en nada tienen que envidiar a los conocidos cavas catalanes.

Partiendo desde el pueblo toledano de  Villanueva de Alcardete, donde ocho bodegas elaboran vinos espumosos bajo la Identificación Geográfica Protegida CUEVA, lo que convierte a esta localidad en la capital castellanomanchega de las burbujas, y en el lugar donde un “Quijote del vino”, cuan alquimista del mosto, acaricia, mima las uvas, para convertirlas en vino en una bodega centenaria que apenas ha visto la luz y que las cámara de Variotinto han grabado en exclusiva.

Pasamos también por Quintanar de la Orden para que el chef José Antonio Pintado, del restaurante Granero, transmita su sabiduría culinaria a la alumna Rebeca, al mismo tiempo que andamos hasta El Toboso para rendir fiel homenaje a Cervantes y de paso catar un “espumoso de garaje”.

El camino nos conduce finalmente hasta la localidad ciudadrealeña de Manzanares, donde visitamos Vinícola de Castilla por ser esta bodega la primera en embotellar un espumoso en Castilla-La Mancha, el afamado “Cantares”.

© Castilla-La Mancha Media 2018

Aviso legal - Política de Cookies