El acusado de asesinar a una mujer en el Hogar del Jubilado de Caudete dice que no lo recuerda

Redacción CMM

El acusado de asesinar, en mayo de 2017, a una mujer de 55 años mientras trabajaba en el Hogar del Jubilado de Caudete (Albacete) ha asegurado hoy, al inicio del juicio que se ha iniciado en la Audiencia Provincial de Albacete que no recuerda los hechos.

La vista oral se ha iniciado tras la elección del jurado popular, que se ha prolongado más de dos horas, y con la declaración del acusado, R.A.L.V., de 30 años, para quien el fiscal pide 21 años y medio de cárcel.

Al acusado le han mostrado el puñal con el que asestó las dos cuchilladas mortales a su víctima, incluso mientras agentes de la Guardia Civil trataban de reducirle con descargas eléctricas, según la Fiscalía, pero ha insistido en que no recordaba los hechos.

La víctima era la hija de una amiga de la pareja del procesado que la había recomendado denunciarle tras conocer que el acusado la había agredido.

El fiscal pide 17 años y medio de prisión por el delito de asesinato y cuatro años por el delito de atentado contra los guardias civiles que acudieron al lugar.

Está previsto que el juicio siga durante toda esta semana y el lunes y el martes de la próxima, con declaraciones de testigos y familiares de la víctima, así como de los agentes que acudieron al lugar de los hechos.

Discutió con ella

El acusado, que vivía con su pareja sentimental, discutió con ella y la agredió. Entonces, llegó al domicilio de la pareja E.B.P., que era la madre de la víctima de este proceso y amiga de la pareja del acusado.

Al ver a su amiga muy nerviosa tras haber sido agredida, y puesto que no era la primera vez que era agredida por el acusado, E.B.P. recriminó su actitud al agresor y le dijo a la mujer que fueran a denunciar los hechos a la Guardia Civil, lo que enfureció al acusado.

Un rato más tarde, llegó al domicilio el hermano de la pareja del acusado, que también recriminó a éste la agresión y el trato hacia la agredida. Hecho que todavía enfureció más al acusado, que cogió un puñal y decidió buscar a E.B.P. para acabar con su vida.

Con esa intención fue el acusado en varias ocasiones al domicilio de E.B.P., sin éxito, ya que ésta se refugió en casa de una amiga y, como sabía que era buscado por la Guardia Civil porque su pareja finalmente denunció los hechos, "decidió vengarse de E.B.P. en la persona de su hija, A.M.L.B.", señala el escrito.

Hogar del Jubilado

Ésta trabajaba en el bar del Hogar del Jubilado de Caudete y el acusado se dirigió a él, encontrándola en su interior. Empezó a perseguirla, hasta que le dio alcance y, a pesar de que en ese momento llegaron dos agentes de la Guardia Civil y trataron de impedir el ataque con "defensas eléctricas", el acusado dio dos puñaladas a la mujer, causándole la muerte.

Los agentes le pidieron que tirara el puñal pero el acusado trató de defenderse con el mismo, y con una silla que lanzó a los agentes, alcanzando en la pierna a uno de ellos y provocándole una herida.

El informe forense puso de manifiesto que la víctima falleció porque el arma blanca usada atravesó el miocardio, lo que le provocó la muerte casi inmediata.

EUROPA PRESS

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?