Habrá "becas extraordinarias" para que ningún alumno abandone la UCLM "por falta de dinero"

El rector de la Universidad de Castilla-La Mancha, José Julián Garde, y el presidente regional, Emiliano García-Page, han coincidido este viernes en la necesidad de poner en marcha un plan de rescate o de ayudas extraordinarias para los estudiantes que tienen problemas para financiar sus matrículas.

En su discurso de investidura, Garde ha señalado que no era el momento de reivindicaciones, pero ha aludido a la necesidad de poner en marcha un programa extraordinario de ayudas para ayudar a los universitarios que pueden tener problemas para financiar sus matrículas.

“El apoyo a los estudiantes más afectados por la crisis debe convertirse en una prioridad real en este momento para no dejar a nadie atrás. No podemos, en ningún caso, obviar esta circunstancia ni mirar hacia otro lado”, ha dicho el rector.

Por su parte, García-Page ha dicho en su intervención que ya ha encomendado a la consejera de Educación, Cultura y Deportes, Rosana Rodríguez, llegar a un acuerdo con la UCLM para articular un “plan de rescate o becas extraordinarias” para más de 800 universitarios que se han visto afectados por la situación “excepcional” generada por la pandemia de la covid-19.

García-Page ha dejado claro que recoge el guante del rector con el objetivo de que “cientos de jóvenes no se queden en la cuneta por falta de dinero”, y puedan seguir realizando sus estudios en la Universidad de Castilla-La Mancha, así como ha instado a Garde a trabajar para, a medio plazo, establecer la “matrícula cero” para el primer curso, porque si bien ha dicho que es partidario “del gratis total”, así de “ayudar en el primer empujón”.

El líder del Ejecutivo regional también ha anunciado diez millones de euros adicionales para contratar a 200 investigadores, un programa de becas para que cerca de 800 estudiantes no se queden en el camino por problemas financieros e incluso la posibilidad de estudiar una futura primera matrícula gratuita para los estudiantes de nuevo ingreso.

Emiliano García-Page ha intervenido en el acto para poner en valor el trabajo y papel de la institución en la Comunidad Autónoma. Dejando claro que la UCLM es “una fábrica de talento”, algo que ahora “se necesita”, ha reparado en que el pasado reciente vino marcado por la crisis de 2007.

Según ha dicho, se aventura ahora “una etapa de expansión” en la universidad gracias al talante “prudente” de Julián Garde. “Tenemos recursos suficientes como para encontrar soluciones, que tienen que venir del ámbito universitario, institucional y de la sociedad”.

Sobre el nuevo rector, ha desvelado que en las semanas en las que ya ha ejercido ya ha empezado a “preparar el terreno”. Así, ha citado lo que viene a llamar el ‘Plan Garde’, estrategia que desde la “corresponsabilidad” con el Gobierno se va a llevar a cabo.

 

© Castilla-La Mancha Media 2021

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad