Castilla-La Mancha volverá a recurrir el trasvase de agua del Tajo para regadío, "incompatible con la lucha contra cambio climático"

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha anunciado que el Gobierno regional volverá a recurrir el trasvase de 38 hectómetros cúbicos desde el río Tajo al Segura y ha insistido en que esta decisión es “incompatible con la lucha contra el cambio climático, el desarrollo sostenible y la normativa vigente en materia de agua y medio ambiente”.
Martínez Arroyo ha señalado que “no es momento de trasvasar agua para regadío“, alegando que el agua es “el caudal de vida para Castilla-La Mancha” y sin ella “no hay futuro para nuestra tierra”.
Asimismo, ha reiterado que el Ejecutivo autonómico va a seguir trabajando por la derogación del Memorándum del Trasvase, que está seguro de que se producirá “el año que viene” y va a ser “parte esencial para la toma de decisiones” sobre la materia en el futuro.
Además, ha incidido en que el aumento de los caudales ecológicos va a ser “fundamental” y ha manifestado que desde la Junta se está trabajando para que este aspecto “quede claro” en el Plan Hidrológico del Tajo.
“Un trasvase es incompatible con el desarrollo económico, el valor de una tierra de regadío es tres veces el de una de secano y el empleo en una tierra de regadío es cinco veces el generado en una de secano”, ha señalado.
Por otra parte, ha hecho referencia también al análisis realizado por la Comisión de Explotación del Trasvase de un informe elaborado por Cedex que propone una reducción de los trasvases automáticos en nivel 2, pasando de 38 a 27 hectómetros cúbicos.

El CEDEX propone rebajar la cantidad trasvasable

El Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (CEDEX) ha propuesto que se rebaje la cantidad de agua trasvasable de la cabecera del Tajo de 38 hectómetros cúbicos a 27 hectómetros cúbicos, cuando los pantanos de la zona estén en nivel 2 de alerta, a menos del 35 por ciento de su capacidad.
Así se determina en un informe elaborado por el CEDEX que fue presentado este lunes a la Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura, en el que plantea que el volumen de trasvase en nivel 2 se baje de los 38 hectómetros cúbicos al mes que están vigentes a 27 hectómetros cúbicos al mes.
Y también expone la conveniencia de elevar el umbral de aportaciones acumuladas que define el nivel 1 de 1.200 a 1.400 hectómetros cúbicos, mientras que el resto de los parámetros se mantendrían en su valor actual.
En su informe, el CEDEX explica las razones de la elevada ocurrencia de situaciones hidrológicas excepcionales (nivel 3) en la aplicación de las normas de explotación del acueducto, ha informado en una nota de prensa el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico (Miteco).
Asimismo, ha concretado que, tras tener en cuenta la información hidrológica actualizada, el CEDEX “propone la adaptación de algunos parámetros de las reglas de explotación para minimizar las situaciones hidrológicas excepcionales”, ya que constata que “la actual explotación del trasvase Tajo-Segura registra tal frecuencia de situaciones hidrológicas excepcionales (nivel 3) o de ausencia de recursos trasvasables (nivel 4), que en conjunto pueden llegar a suponer la mitad del tiempo de operación”.

Trasvase de 38 hm3 en junio

La Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura ha autorizado también este lunes un trasvase de 38 hectómetros cúbicos en junio de la cabecera del Tajo hacia Levante, tras examinar el informe de situación de los embalses a primeros de mes elaborado por el CEDEX.
La Comisión ha tenido en consideración el informa del CEDEX, que determina que el 1 de junio de 2020, el volumen embalsado en los embalses de cabecera de Entrepeñas y Buendía era de 828,2 hectómetros cúbicos.
Asimismo, en esa fecha quedaba un volumen autorizado pendiente de trasvasar de 66,9 hectómetros cúbicos, por lo que resulta un volumen de embalse efectivo de 761,3 hectómetros cúbicos, superior al umbral de 673 hectómetros cúbicos “que corresponde al límite de situación hidrológica excepcional para el mes de junio”, según el informe del CEDEX.
“Por tanto, el sistema continúa en nivel 2 y debe autorizarse, en aplicación automática de la norma vigente, un trasvase de 38 hectómetros cúbicos”, ha indicado el Ministerio.
Además, se ha trasladado a la Comisión Central de Explotación la solicitud de autorización de la empresa concesionaria Naturgy para comenzar el 1 de septiembre los trabajos de vaciado y reparación del embalse de La Bujeda, que almacena y redistribuye los volúmenes de agua que se desembalsan desde la cabecera del sistema del Acueducto Tajo-Segura.

Ribereños piden “unidad” y poder usar el agua de trasvase para frenar la hemorragia demográfica 

Los Municipios Ribereños de Entrepeñas y Buendía han reclamado poder usar los recursos de los embalses y que estos dejen de ser “dilapidados” en Levante, pues pudiendo disponer de recursos hídricos se podrá frenar la “hemorragia demográfica” que sufren estas zonas de Guadalajara y Cuenca. Por ello ha pedido en el Parlamento regional “unidad” en Castilla-La Mancha a la hora de pedir “lo qué le corresponde a la región”.
Ha sido Miguel Ángel Sánchez, técnico de esta asociación, el que ha elevado esta petición a la Comisión no Permanente de Estudio para alcanzar un Pacto contra la Despoblación en Castilla-La Mancha, que este martes se ha retomado en las Cortes regionales. En este marco, ha urgido a que la gestión de los ríos, que ahora ejerce el Gobierno de España, “deje de estar supeditada a intereses territoriales”.
A modo de ejemplo, Sánchez ha indicado que los 70 hectómetros que se han evacuado este mes por el canal del trasvase a Levante suponen el consumo de 10 años de una ciudad como Toledo. “El trasvase se lleva agua, pero sobre todo dinero”, ha insistido.
Dicho esto, y a pesar de admitir que no hay una receta mágica contra la despoblación, este técnico de la asociación de municipios ribereños ha asegurado que a la necesidad de cerrar el trasvase se suma la de conocer la personalidad de cada territorio, más en una región “enorme” como es Castilla-La Mancha, “donde todo se analiza desde Toledo pero sin entrar al detalle de cada territorio”.
De ahí que también considere imprescindible intentar cambiar la forma de ver el mundo rural, hacerlo atractivo, pues considera que labaja densidad poblacional en la periferia de Castilla-La Mancha es una asignatura pendiente en la autonomía, donde durante 40 años se ha dejado vaciar de población todo lo que no es el centro de la misma.

Agencias

© Castilla-La Mancha Media 2020

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad