Castilla-La Mancha dedica un 1,44% de su PIB a la lucha contra el coronavirus

que frente a un 0,3 de esfuerzo que está haciendo España por combatir sobre su Producto Interior Bruto, Castilla-La Mancha está dedicando a combatir el virus el 1,44% de su Producto Interior Bruto

Susana Palomo Gómez

Castilla-La Mancha es la tercera comunidad en términos absolutos y la primera en términos relativos en gasto del PIB en combatir la Covid-19.

El dato lo ha ofrecido esta mañana el presidente regional, Emiliano García-Page en Sigüenza, donde se ha presentado el protocolo para la remodelación del Parque de la Alameda.

Con un 1,44% de su PIB frente al 0,3% de media nacional, Castilla-La Mancha se encuentra entre las comunidades que más ha invertido en materia sanitaria en la lucha contra el coronavirus.

El presidente de Castilla-La Mancha ha asegurado que “puedo decir con tranquilidad, y lo ha certificado el Ministerio de Hacienda, que esta es la región que más esfuerzo económico ha hecho para combatir el virus, la que más, con mucha diferencia, en relación a nuestra propia renta, en términos absolutos la tercera.

En este sentido, ha señalado que "frente a un 0,3 de esfuerzo que está haciendo España por combatir sobre su Producto Interior Bruto, Castilla-La Mancha está dedicando a combatir el virus el 1,44% de su Producto Interior Bruto".

Inversiones en infraestructuras pese al Covid

El  presidente de Castilla-La mancha ha asegurado que pese a la pandemia  “no paramos, el Covid podría ser un pretexto; y eso que tuvimos que paralizar algunas obras que ya están en marcha como la alta tecnología del Hospital, de hecho, dentro de poco tiempo podremos anunciar las fechas y el calendario para su puesta en funcionamiento.

Además, ha anunciado que en Guadalajara “en el verano del 21 estará acabada la obra del hospital y estará en marcha el plan funcional de lo que será la remodelación de la parte antigua”.

Energía renovable en los edificios públicos

Como anuncio, Page ha adelantado que el próximo Consejo de Gobierno va a aprobar que todos los edificios públicos de la administración autonómica tengan consumo de energía renovable.

Una medida que tendrá un coste final de 90 millones de euros y que convierte a Castilla-La mancha en la primera administración en España con renovables en los edificios públicos.

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?