Castilla-La Mancha habilita 259 camas hospitalarias para atender a ucranianos

COVID-19 UCI

Daniel Urda Banegas

Castilla-La Mancha tiene preparadas 258 camas en el sistema público de salud como recurso de emergencia para los ucranianos que sean trasladados a nuestro país. 199 del total son para pacientes en edad adulta distribuidas en 38 UCIs, 40 camas quirúrgicas, 95 camas generales y 26 camas oncológicas

59 camas son para pacientes de pediatría. "Son sistemas de urgencia, de emergencia, la población que llegue de Ucrania tiene la condición de refugiado y tiene acceso a la asistencia sanitaria en las mismas condiciones que el resto de ciudadanos", ha detallado la consejera portavoz, Blanca Fernández, quien ha garantizado también la escolarización en Castilla-La Mancha a todos los niños ucranianos que lleguen a nuestro país.

Ucranianos refugiados en Castilla-La Mancha

En cuanto a si han llegado ya refugiados ucranianos a Castilla-La Mancha, la portavoz del Ejecutivo castellanomanchego ha indicado que, según los datos oficiales, no han llegado personas huyendo de la guerra a través de las organizaciones que trabajan sobre el terreno, que son Cruz Roja, Accem, CEPAIM, Guada-acoge y Movimiento por la paz, si bien no ha descartado que hayan llegado ucranianos por sus propios medios a casa de familiares que ya residan en Castilla-La Mancha.

Fernández también ha apuntado que este martes se reunió la Consejería de Bienestar Social con la Secretaría de Estado de Migraciones para ofrecer una respuesta coordinada de todas las comunidades autónomas a la acogida de refugiados, pues según los datos aportados por el Gobierno central, ya han salido de Ucrania unas 610.000 personas y se espera que sean 4 millones los que puedan abandonar el país huyendo de la guerra.

Aunque ha señalado que lo más probable es que los ucranianos que salgan de su país opten por quedarse en países del entorno, como Polonia o Rumanía, no ha descartado que también llegue un número importante de refugiados a España.

En este sentido, ha indicado que Castilla-La Mancha está "en fase de diagnóstico" para determinar cuántas plazas puede ofrecer para acoger refugiados y ha señalado que se puede poner a disposición alojamientos, como por ejemplo el albergue del Castillo de San Servando o plazas en residencias universitarias que no estén ocupadas.

En cualquier caso, ha afirmado que el Gobierno de Castilla-La Mancha "está trabajando para intentar acoger el mayor número de personas que están en una situación tan extremadamente grave" y ha recordado que la guerra en Ucrania y la acogida de refugiados "no es una carrera de méritos", sino que hay "que ser rigurosos, porque son vidas humanas".

Capacidad de alojamiento para recoger a refugiados

Fuentes de la Consejería de Bienestar Social han informado a Efe de que este análisis se realizará a través de un cuestionario que el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones remitirá a las comunidades autónomas, tal y como se ha acordado en la reunión que han mantenido este martes el Gobierno central con las comunidades autónomas.

En esta reunión se ha abordado también el programa sobre la acogida de personas refugiadas, coordinado por el Ministerio, y en el caso de Castilla-La Mancha, las entidades que participan de esta coordinación a nivel nacional son Cruz Roja, Accem, CEPAIM, Guada-acoge y Movimiento por la paz.

Convocatoria de ayuda humanitaria

Asimismo, en cuanto a las convocatorias de ayudas que pueden partir de Castilla-La Mancha, la Consejería ha indicado que, con carácter anual, elabora una convocatoria de ayuda humanitaria y emergencias, con la que se da respuesta a distintas crisis humanitarias y, en este caso, a Ucrania.

Esta convocatoria de ayudas se está tramitando "de la forma más ágil posible" con la idea de acoger, si las hubiera, iniciativas de las entidades de Castilla-La Mancha que desarrollen programas y proyectos en la zona de Ucrania.

Por otro lado, fuentes de la Consejería de Bienestar Social también han indicado que en la reunión se ha abordado la "enorme corriente de solidaridad" que recorre pueblos y ciudades, a través de iniciativas individuales o a pequeña escala, para reunir productos de primera necesidad para ser enviados a Ucrania, si bien han aconsejado que "lo más eficiente" es la colaboración económica con entidades que trabajan sobre el terreno, ya que se gestiona mejor las aportaciones económicas que en especie. EFE

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?