Cebolla (Toledo): un año después de la riada, refuerzan la seguridad en las fiestas

Cebolla, en Toledo, ha reforzado sus medidas de seguridad en sus fiestas patronales que son este fin de semana, justo cuándo se cumple un año de la riada en Cebolla que se llevó por delante atracciones, puestos y vehículos provocando daños valorados en un millón y medio de euros. 

Entre las medidas preventivas que se han adoptado para las fiestas patronales se encuentra el traslado de la ubicación de atracciones y de puestos de comida a un lugar más alto y más alejado del cauce del arroyo Sangüesa, que atraviesa soterrado el centro del municipio.

La alcaldesa de Cebolla, Silvia Díaz, ha explicado a CMM que van a realizar un triple corte en la calle central para evitar que haya vehículos aparcados en la zona del cauce.

Así fue la riada en Cebolla

La riada se lo llevó todo por delante en Cebolla: afectados unos 100 vehículos, 60 viviendas, atracciones y puestos e incluso en peligro también algunos vecinos: Julia fue a a retirar su coche cuando empezó a llover, estuvo agarrada a una verja hasta que la corriente se la llevó calle abajo y paró en la farmacia.

La biblioteca perdió 10.000 de sus 12.000 fondos. El proyecto de obras en el cauce del Sangüesa continúa. Se actuará arroyo arriba y en la canalización soterrada por el municipio toledana, que se hará más grande.

Y a punto de aprobarse también un plan de emergencia que define cómo actuar en caso de riada.

 

© Castilla-La Mancha Media 2019

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad