Cinco detenidos por el incendio del parque forestal La Atalaya de Ciudad Real

Imagen de la noticia

La Policía Nacional ha detenido en Ciudad Real a cinco varones como presuntos autores del incendio, por imprudencia grave, que tuvo lugar el 27 de junio en el parque forestal La Atalaya, a escasos metros de una zona de viviendas habitadas, en la capital manchega.

La Policía Nacional ha señalado que cinco de los doce jóvenes hospedados ese fin de semana en una casa rural fueron los autores del incendio cuando, nada más abandonar el alojamiento, arrojaron una traca de petardos a un lado del camino desde su vehículo en marcha. Los petardos fueron arrojados sin tener en consideración las altas temperaturas, las fuertes rachas de viento o la orografía del terreno, con el consiguiente riesgo de que se produjese un incendio.

La Atalaya es una zona de riesgo alto de incendios

La Atalaya es un paraje natural protegido que está encuadrado en las zonas de riesgo del plan de control y extinción de incendios que establece para esta zona un riesgo alto del 1 al 30 de junio, considerado un mes de transición, y riesgo extremo en los meses de julio y agosto.

En el contrato de arrendamiento de la casa rural, se especificaba que se prohibía a los hospedados la utilización de artefactos pirotécnicos, fuera de las zonas acotadas, entre el 1 de junio y 30 de septiembre.

Un vecino intentó sofocar el incendio inicialmente, pero no lo logró porque se reactivó momentos después propagándose a gran velocidad en la dirección opuesta a la zona de viviendas, por lo que avisó a servicios de emergencia, que desplazaron hasta el lugar varias dotaciones de la Policía Nacional, Policía Local y Bomberos de Ciudad Real, así como el servicio de extinción de incendios del Infocam.

El informe de valoración de daños asciende a 37.000 euros, sumando la actuación del Infocam

En las diligencias practicadas, la Policía Nacional solicitó a la Delegación de Sostenibilidad de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y el Ayuntamiento de Ciudad Real un informe de valoración de daños en la zona forestal que inicialmente asciende a 20.000 euros, una cantidad a la que hay que sumar los 17.000 euros en los que el Infocam valoró su actuación.

Los detenidos fueron puestos en libertad tras prestar declaración en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 7 de Ciudad Real.

El delito de incendio forestal está regulado en el Código Penal con penas de multa o incluso prisión de uno a cinco años y se agrava especialmente cuando afecta a zonas próximas a núcleos de población, lugares habitados o si hubiera existido peligro para la vida o integridad física de las personas.

 

© Castilla-La Mancha Media 2021

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad