SEQUÍA

Los embalses de Ciudad Real recuperan agua, pero no suficiente para levantar restricciones de riego

Las lluvias de diciembre han aliviado un poco la situación hídrica.

Embalse Ciudad Real

Embalse Ciudad RealARCHIVO

Redacción CMM

En Ciudad Real, las lluvias han dado un respiro a los esquilmados pantanos de la provincia. Se han recuperado y el abastecimiento está garantizado. 

Pero para poder aumentar las dotaciones de riego habrá que esperar a ver cómo se presenta la próxima primavera en lo que a precipitaciones se refiere.

El invierno ha comenzado con más agua en la provincia de Ciudad Real. Las lluvias de diciembre han dejado 100 litros por metro cuadrado. Y eso se ha engordado los pantanos, que han aumentado su volumen.

Y aunque ríos como el Estena o el Bullaque han recuperado su caudal. La Cuenca Alta del Guadiana sigue en situación de emergencia. El agua embalsada está al 22%, lejos del 45 % de media que se tenía hace una década, aunque si bien es cierto que ha subido el nivel desde el 14 %.

Con esta situación, el regadío sigue siendo complicado en pantanos como los de El Vicario o Torre de Abraham, por lo que habrá que esperar a primavera para comprobar cuánta agua tienen. 

Y si hablamos de los acuíferos, en caso de mejora en el nivel de agua, podría plantearse un posible levantamiento de las restricciones al riego. No obstante, aún es pronto para que las últimas lluvias de diciembre se noten en las masas de agua subterráneas. 

De momento, lo que sí está asegurado es el abastecimiento de agua a la población, salvo en el Campo de Calatrava, que sigue dependiendo de los pozos hasta que se conecte a la Tubería Manchega.

Manoli Barragán (CMM-Ciudad Real)

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?