El crimen se produjo en Santander, pero vivían en Ciudad Real

Comienza el juicio contra el acusado de asesinar y descuartizar a su pareja embarazada

Se enfrenta a una pena de cárcel de 33 años y cinco meses de prisión

Audiencia Provincial de Ciudad Real

Redacción CMM

El acusado de asesinar y descuartizar a su pareja (que estaba embarazada) y descuartizarla en Santander ha negado su vinculación sentimental con la víctima, declarándose homosexual e indicando que la relación de ambos se basaba en su actividad profesional, ya que ambos ejercían la prostitución.

Según sus declaraciones ante las preguntas del Ministerio Fiscal, tanto él como la víctima trabajaban como personas de compañía

La versión del acusado

El encausado, que mantiene su inocencia, ha contradicho el relato presentado en la acusación del Ministerio Fiscal, sosteniendo que tan solo le brindaba su apoyo económico por amistad. Asimismo, ha negado su implicación con los hechos, negando su implicación en el asesinato de N.P.R.G.

Además, ha afirmado que los desplazamientos registrados por las cámaras de seguridad que le sitúan entre el lugar de los hechos y la ubicación en la cual se encontraron los restos se debían únicamente al traslado de bebidas alcohólicas.

C.A.B.C. ha declarado que cuando acudió a una comisaría de Policía días después de la desaparición de N.P.R.G. lo hizo para presentar una denuncia por robo, circunstancia en la que habló de la desaparición de la víctima. Sin embargo, ha afirmado que desconocía lo que le había sucedido a la misma y que no presentó denuncia dado que no sabía si se encontraba efectivamente desaparecida. 

¿De qué se le acusa?

Se le acusa de un delito de asesinato con el agravante de alevosía, un delito de aborto y un delito de profanación de cadáveres, a lo que se añade el agravante de parentesco en todas las infracciones penales.

Por todo ello, el Ministerio Público solicita una pena de cárcel de 33 años y cinco meses de prisión. Asimismo, había sido condenado por varios delitos de maltrato familiar contra su madre y su expareja entre los años 2015 y 2018.

Relación entre la víctima y el acusado según la Fiscalía

Tal y como indica el fiscal en su delito de acusación, recogido por Europa Press, el acusado mantenía una relación sentimental estable con convivencia desde hacía un año con N.P.R.G. de 29 años de edad, situando el domicilio familiar en Ciudad Real. 

La víctima, N.P.R.G. se encontraba empadronada en esta localidad desde el 9 de julio. Tenía dos hijas menores de edad no convivientes y el control del referido embarazo se llevaba a cabo en el Hospital General Universitario de Ciudad Real.

La pareja se trasladó a principios del mes de agosto a la localidad de Santander, alquilando el día 9 de agosto de 2020 un estudio sito en la referida localidad. 

El apartamento fue alquilado para la semana del 9 al 16 de Agosto, siendo prorrogado otra semana más por el acusado, con fecha de extinción 23 de agosto. Los gastos del contrato fueron sufragados por la madre del acusado S.P.C.E.

El relato de los hechos según la Fiscalía

Entre las 11.30 horas y las 15.00 horas del 20 de agosto, en la cocina del referido inmueble, el acusado, de manera súbita y repentina y con ánimo de acabar con la vida de su pareja aprovechando que se encontraba en la privacidad de su domicilio desprovista de cualquier elemento defensivo ajena a cualquier tipo de sospecha de ataque contra su persona, la cogió por el cuello estrangulándola colocando el cuello entre su brazo y antebrazo ocasionándole la muerte.

La estrangulación antebraquial ocasionó en la víctima una anoxia encefálica que le produjo inmediatamente la muerte por asfixia con obstrucción total de la vía respiratoria. La muerte de N.P.R.G. llevó consigo la pérdida del nasciturus de 16 semanas de gestación.

Acto seguido y tras colocar en el suelo de la cocina varias sábanas y un edredón existentes en el referido inmueble, con una piqueta de cortar carne de grandes dimensiones que días atrás el acusado había adquirido del Bazar Xu, descuartizó el cadáver de N.P.R.G. milimétricamente con gran precisión en múltiples partes, metiendo el mismo en varias bolsas de basura.

Tal y como relata el Ministerio Público, a lo largo de la tarde de ese 20 de agosto, el acusado, tras matar y descuartizar a su pareja, fue ideando la manera de deshacerse de los restos descuartizados. 

¿Cómo se deshizo de los restos?

Y así entre las 21.08 horas y las 23.10 horas de la tarde noche, valiéndose de un carrito de la compra oscuro de 4 ruedas depositó, las cuatro bolsas de basura en los que había introducido el cadáver descuartizado, en una zona de matorral muy frondosa de relieve abrupto y muy difícil acceso conocida como el Parque del Agua (paseo de grifo) conocida en Santander como Paseo de la Peña del Cuervo.

Los restos fueron encontrados en el interior de las referidas bolsas anudadas en dicha zona el 17 de septiembre habiendo estado desaparecida N.P.R.G. durante todo ese periodo de tiempo. El 26 de agosto se denunció en sede policial su desaparición.

El acusado fue detenido en Madrid el 29 de agosto de 2020 acordándose como medida cautelar de naturaleza personal por el Juzgado de Violencia contra la Mujer número 3 de Madrid en virtud de Auto de fecha 30 de Agosto de 2020 la Prisión Provisional Comunicada y sin Fianza. 

Por Auto de fecha 25 de Septiembre de 2020 fue ratificada la Prisión Provisional por el Juzgado de Instrucción número 5 de Ciudad Real.

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?