Cristo de Medinaceli 2020: sin besos y menos afluencia de devotos

Primer viernes de marzo, una de nuestras tradiciones más populares previas a la semana santa también se ha visto alterada por el coronavirus. Donde otros año había largas colas este año ha habido menor afluencia de devotos. En lugares como Talavera o Cuenca, los fieles ya no han podido besar la talla del Medinaceli por motivos higiénicos. Han sido las propias hermandades las que han prohibido el gesto.

Y aunque en Albacete no estaba prohibido, nuestros compañeros sí han comprobado que, como en el resto de lugares, hoy había menos fieles que otros años.

En Madrid, la reina Sofía ha venerado este viernes la imagen de Jesús de Medinaceli. Lo ha hecho sin tocarla ni besarla para cumplir con las recomendaciones de las autoridades sanitarias y la disposición del Arzobispo, destinadas a prevenir el contagio por coronavirus. Al suspenderse el besapié ha habido mucha menos afluencia de los miles de devotos que tradicionalmente guardan una fila kilométrica durante horas para entrar en la basílica.

En Cuenca, la Hermandad del Medinaceli, una de las más numerosas de su Semana Santa, ha tenido que cambiar el ritual de su tradicional besapiés.

En Guadalajara, la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Guadalajara ha suspendido el besamanos y besapies del Cristo, ubicado en la iglesia de San Nicolás, previsto para este viernes. Se ha suspendido tanto el besamanos como besapies de la imagen y se ha rodeado con cordones para evitar que se toque, para lo que también se han colgado carteles informando a los fieles

Temas

© Castilla-La Mancha Media 2020

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad