Un dispositivo policial vigilará a la médico del centro de salud de Talavera amenazada

Susana Palomo Gómez

Agentes de la Policía Nacional vigilan desde esta mañana el centro de salud de Talavera en el que este fin de semana se vivía una situación de tensión. Medio centenar de personas intentaron agredir a una médico. No lo consiguieron y aseguraron que volverían a intentarlo esta mañana.

El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, el delegado del Gobierno ha confirmado a EFE que se ha establecido un dispositivo específico para la protección de esta facultativa, que tendrá protección de la Policía Nacional. Protección, que según ha informado, se mantendrá en el tiempo hasta que concluya la investigación que se está llevando a cabo sobre las personas que se dirigieron al centro de salud en busca de la doctora, amenazándola de muerte y asegurando que volverían este lunes a cumplir su objetivo.

La Junta se personará en defensa de la doctora

La consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández, ha anunciado que la Junta va a personarse en la causa de la doctora. Además ha afirmado que tras las amenazas de muerte de este grupo de personas  se ha reforzado la seguridad con presencia policial y vigilancia privada.

Así lo ha dado a conocer la consejera, a preguntas de los periodistas, durante la rueda de prensa que ha ofrecido, junto con el delegado del Gobierno en la región, Francisco Tierraseca, tras renovar el convenio el convenio de colaboración contra la Violencia de Género firmado por ambas administraciones.

"Desde el Gobierno regional expresamos nuestra más firme condena a los autores de las amenazas a esta facultativa, a quienes vamos a denunciar", ha subrayado la portavoz del Gobierno, quien ha confirmado que desde el Servicio Regional de Salud (Sescam) se ha reforzado la seguridad de este centro de salud con vigilancia privada y ha recordado que el protocolo contra las agresiones sanitarias funcionó ya que, gracias a que la doctora pulsó el botón del pánico se la pudo proteger.

Vigilancia a sanitarios y otras medidas

El Sindicato Médico de Castilla-La Mancha (CESM-CLM) ha condenado este intento de agresión a una facultativa de Atención Primaria que ha sufrido amenazas por parte de medio centenar de personas, aproximadamente, tras el fallecimiento de una paciente.

En nota de prensa, el Sindicato Médico de Castilla-La Mancha ha subrayado este lunes que no son los médicos quienes deben protegerse a ellos mismos de estas agresiones, "sino que debe ser la empresa, en este caso el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, quien adopte las medidas necesarias". En este contexto, el sindicato ha exigido “por enésima un Plan de Prevención de Agresiones a Sanitarios, dotado económicamente para implementar tanto los recursos humanos como los medios de seguridad”.

Por otro lado, CESM-CLM ha hecho hincapié en que se debe "informar y formar a los profesionales sobre los riesgos y actitudes ante una agresión" y ha pedido que el Sescam se persona y denuncie de oficio ante los tribunales todas las agresiones, incluidas las verbales.

CMM/EFE

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?