LEY DE MONTES

Se elimina la tasa de uso de leña para calefacción: ahora bastará con una declaración jurada

Luz verde para la nueva Ley de Montes y Gestión Forestal Sostenible, que genera nuevos aprovechamientos y amplía prevención incendios.

Redacción CMM

El Gobierno regional ha aprobado en el Consejo de Gobierno el proyecto de modificación de la Ley de Montes y Gestión Forestal Sostenible de Castilla-La Mancha para "fortalecer el papel de los bosques en el desarrollo sostenible de Castilla-La Mancha".

La nueva Ley de Montes promueve los aprovechamientos conjuntos, simplifica trámites, potencia los servicios ecosistémicos e incluye novedades en materia de prevención de incendios y certificación forestal.

Con la aprobación de este nuevo proyecto, cambia la forma declarar el uso doméstico de leña para calefacción en nuestra región. Con la aprobación de la norma, únicamente se requerirá el visto bueno de los agentes medioambientales y una declaración jurada de la persona solicitante.

Hasta ahora la persona que quería hacer uso de leña para fines domésticos tenía que pagar una tasa bancaria y formalizar un trámite administrativo, algo que ralentizaba el proceso. 

A partir de ahora se eliminan ambos requisitos y bastará con una solicitud y declaración jurada del interesado, previo visto bueno de los agentes medioambientales.

Esta es la nueva ley de montes

Entre los aspectos a destacar, la nueva ley tendrá rango de ley la creación de un seguro de responsabilidad penal para proteger al personal responsable del dispositivo de incendios forestales.

Con este nuevo proyecto se quieren generar nuevos aprovechamientos procedentes de la madera, el corcho, la resina, la caza y los pastos, incluyendo estos dos últimos de manera novedosa en la norma.

Algo necesario en una región como Castilla-La Mancha, donde el 44% del total de territorio lo conforma el ámbito forestal, esto es, se contabilizan 3,5 millones de hectáreas de superficie forestal.

Además, otros cambios contemplados en la ley serían los siguientes:

  • Habrá un refuerzo de la tarea preventiva en materia de incendios forestales, para ligarlos a planes de emergencia y defensa de estas áreas.
  • Se situará a los bosques como fuentes de alimento, medicamentos y otro tipo de aprovechamientos.
  • Adecuará todo lo relativo a la restauración en caso de incendio forestal.
  • Contempla la declaración de interés general de los trabajos que se recogen en los planes de defensa y emergencia por causa de incendio forestal.
  • Reforzará todos los instrumentos de ordenación y gestión forestal sostenible para prescribirlos a personal técnico y cualificado.
  • Maximizará los aprovechamientos en materia forestal, lo que va a permitir que las agrupaciones de municipios o mancomunidades y otros propietarios puedan agrupar sus aprovechamientos forestales y sacarlos a subasta, haciendo la superficie más atractiva para las empresas interesadas que concurran a los mismos.

El gobierno de García-Page ha movilizado 31,6 millones de euros tanto para tratamientos silvícolas, como para incentivar a las empresas forestales y, en este recién 2023, son 13,9 millones de euros los que pone a disposición del sector para tal fin.

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?