Encuentran una fosa común con cadáveres de perros

Isaías Blázquez

Los restos de casi una treintena de perros han aparecido en una fosa en Tarancón. La mayoría de ellos son galgos. El avanzado estado de descomposición en el que han encontrado algunos de ellos hace sospechar al Seprona que esta fosa lleva utilizándose desde hace años.

"Muy probablemente algunos de los animales han sido arrojados con vida, ya que del lugar donde han sido arrojados es completamente imposible poder salir de allí, por lo que están condenados a morir de hambre y de sed". Es lo que sostiene desde Izquierda Unidad de Tarancón la concejal Carolina Rey, que ha denunciado este hallazgo junto con la protectora de animales Hogar de Paz.

Se trataría de una fosa común con cadáveres de perros, algunos encontrados en sacos. Según Carolina Rey, algunos animales presentaban un aspecto más reciente y otros más antiguos.

El Seprona está investigando quién o quiénes han podido ser los responsables de este macabro hallazgo. Algunos de estos animales "tienen su propio chip por lo que es fácil identificarles a ellos y a sus dueños", ha explicado la concejal. De hecho, estos dueños habrían acudido hace unos meses a la protectora Hogar de Paz para para que se encargaran de los animales.

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?