Sin exámenes de conducir en Guadalajara por confinamiento de examinadores; se manifiestan autoescuelas de Toledo

Susana Palomo Gómez

En Guadalajara se han tenido que suspender los exámenes prácticos de conducir. Los seis examinadores de la Jefatura Provincial de la DGT en esta provincia están confinados tras el positivo de una de ellos. Este jueves la DGT decidió suspender los exámenes de conducción tras el contacto estrecho de la examinadora con los otros cinco compañeros. Es más que previsible que el próximo 29 de marzo se retomen los exámenes en la ciudad de Guadalajara.

Más de medio centenar de Autoescuelas se han manifestado en Toledo

En Toledo, decenas de autoescuelas de la provincia han escenificado su malestar con este organismo con una manifestación. Las autoescuelas de Toledo piden a la DGT más examinadores y más exámenes. El sector se lamenta de la falta de pruebas y asegura que mientras sus centros han hecho un esfuerzo durante la pandemia, la DGT no está a la altura y no está dando respuesta a la creciente demanda para sacarse el carné de conducir.

La manifestación, en los coches de prácticas de conducir, ha arrancado a las 13 horas del centro de exámenes de la Jefatura Provincial de Toledo, en el Polígono, se ha dirigido a la Puerta de Bisagra para llegar a la calle Marqués de Mendigorría, sede de Tráfico en Toledo.

La Asociación Provincial de Autoescuelas de Toledo, Apae, considera que la alta demanda de exámenes en Toledo se debe a la afluencia de alumnos procedentes de Madrid que "tratan de buscar otros centros de exámenes alternativos a los que, por domicilio de empadronamiento, deberían tener".

Este trasvase de alumnos se incrementa en momentos en los cuales se producen picos en la demanda del carné de conducir, como vacaciones o esta situación de pandemia en la que se busca sustituir el transporte público por el privado al ser considerado más seguro.

Contratación de interinos y eliminar alumnos de otras provincias

Para esta asociación, la solución es doble: dotar a la provincia de Toledo de una capacidad de exámenes acorde con su población, de forma que en cualquiera de sus tres centros de exámenes los retrasos se limiten, y eliminar la afluencia de alumnos de otras provincias introduciendo la obligación de que los alumnos se examinen en la comunidad autónoma o incluso en la provincia donde están empadronados.

Apae ha mantenido reuniones con el jefe provincial de Tráfico, Javier Villalba, el 1 de marzo y este mismo martes y se han expuesto las soluciones planteadas a nivel nacional para incrementar la capacidad de exámenes, entre ellas, contratar interinos (próximamente se publicará la convocatoria para 35), incorporar a los funcionarios que sacaron su plaza el pasado año y que aún están en periodo de formación o incluir a guardias civiles en la reserva como examinadores.

La única solución que depende directamente de la Jefatura Provincial de Tráfico de Toledo es la asignación de horas extraordinarias por parte de la DGT, algo que ya ha sido solicitado y probablemente se haga efectivo durante este mes de marzo.

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?