Farcama cierra sus puertas con artesanos insatisfechos por la "poca asistencia de público"

Sara Santos Beato

La Feria de Artesanía de Castilla-La Mancha (Farcama) cierra hoy las puertas de su XXXVIII edición. Una edición que se ha celebrado en el edificio Toletvm de Toledo y que ha sido más participativa y con más actividades y talleres que otros años. Sin embargo, los artesanos no están muy satisfechos en general.

Aún es pronto para evaluar los resultados de Farcama pero la organización calcula que la afluencia de público ha sido parecida a la del año pasado. Aunque los artesanos que han expuesto sus productos en la feria afirman que han vendido menos.

Dicen que la feria ha sido "muy floja", con poca asistencia de público y poca venta directa. Los números exactos de Farcama se sabrán la semana que viene pero lo cierto es que los artesanos ya piden una vuelta de tuerca a esta feria.

"No es el Farcama de otros años", aseguran los artesanos

Los comerciantes declaran que "ha habido menos afluencia de público y, claro, al haber menos gente las ventas se ven reducidas". También resaltan que "no es el Farcama de otros años, ni mucho menos". Pero también hay artesanos que reconocen en lado positivo, dicen que sí, "quizás hay menos afluencia de gente" pero que, en general, Farcama es un "buen escaparate para todo".

Por el contrario, Roberto Perea, presidente de FRACAMAN, asegura que esta edición de Farcama va a ser muy similar a la del año anterior "a pesar de que los primeros días haya tenido menos visitantes". Argumenta que "ha ido remontando a medida que ha ido avanzando la semana".

Muchos artesanos piden cambios, dicen que la feria "tiene que dar una vuelta" porque "los artesanos vivimos de esto". El lugar de celebración de Farcama parece ser un punto en común que no ha convencido por la falta de aparcamiento.

"Prácticamente igual que el año pasado", según la organización

Ana Isabel Fernández, Directora General de Turismo, Comercio y Artesanía, se muestra optimista al hablar de cifras y espera un balance positivo de estos diez días de feria. En declaraciones a CMM Radio dice que han pasado de los 43.000 visitantes, "una cifra muy buena teniendo en cuenta que el primer fin de semana tuvimos un poco menos de afluencia que el año anterior".

Además, Fernández asegura que "el nivel de ventas que nosotros controlamos con los tickets que la gente va depositando para los sorteos, que es una estimación siempre del volumen de ventas, está prácticamente igual, o incluso ligeramente superior, que el año pasado.

Desde la organización han anunciado que analizarán los resultados y verán que ha funcionado y que no. Lo que sí tienen claro es que seguirán apostando por los niños y las excursiones de colegios pues por la feria "han pasado en torno a 6.000 niños" asegura Perea. Además, explica que "se les regalaba una invitación doble para que volviesen con los papas y hemos visto que tiene un retorno importante". Es un público por el que es importante apostar ya que serán los compradores en un futuro próximo.

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?