La "fiesta del cabro"de Membrillera (Guadalajara) cumple dos décadas

Redacción CMM

Era una fiesta de pastores, después de los quintos y con la despoblación desapareció. Ahora la "fiesta del cabro" no sólo cumple dos décadas desde que se recuperara, sino que acuden hasta jóvenes de otras localidades a Membrillera (Guadalajara) para participar en ella.

Sólo quiénes visten al cabro pueden entrar al corral. Y son sólo los más jóvenes de Membrillera. Le adornan con mantos, borlas, campanas y un espejo en la testuz. La tradición es centenaria, pero la asociación cultural de Membrillera la recuperó hace ya 20 años.

Fue una especie de promesa a Camilo José Cela que han cumplido. Y así, cada puente del Pilar, el cabro es recibido en la plaza por la rondalla. Y liberado tras el toque de corneta. Decenas de niños y jóvenes la siguen, evitando que escape al campo. Y mientras ellos corren, la rondalla, y tres personajes: el alcalde y los alguaciles.

Porque las multas, ayudan a pagar la fiesta.

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?