Frenar la despoblación: el reto de la provincia de Cuenca

Desde 2011, la cifra de habitantes que ha perdido la provincia de Cuenca asciende a 20.420 personas.

Los últimos datos del padrón arrojan cifras más que preocupantes para Cuenca. Tanto la capital como la provincia pierden población. En una zona donde el envejecimiento de sus habitantes es, además, muy elevado, políticos y empresarios se enfrentan a uno de los retos del siglo: frenar la despoblación.

En la provincia de Cuenca están preocupados: cada vez somos menos y más mayores. La capital por primera vez en su historia baja de los 55.00 habitantes, la única de Castilla-La Mancha que pierde población.

Esta sangría demográfica viaja también a la provincia que baja, por primera vez, de los 200.000 habitantes. Desde 2011, en la provincia de Cuenca hay 20.420 personas menos.

Luchar para revertir estos malos datos se convierte en la mayor preocupación de quienes ostentan responsabilidades políticas y empresariales en esta provincia.

El frenético ritmo de pérdida de población fue, precisamente el que llevó al alcalde del pueblo más envejecido de España, Olmeda de la Cuesta, a tomar una serie de medidas para evitar que su pueblo desapareciera.

Ideas en busca de la población perdida que acaben con estos desiertos demográficos.

© Castilla-La Mancha Media 2020

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad