García-Page rechaza los indultos a los presos del procés: "Sería un grave error de la democracia"

Elena Garcia Fermosel

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha dicho que desea con toda su alma que el Gobierno de España finalmente no tome la decisión de indultar a los independentistas catalanes porque sería "uno de los grandes errores de la democracia" y ha añadido que todavía se está a tiempo de no cometerlo.

"Más que una medida de gracia, me parecería una enorme desgracia, sinceramente. Hay muchos argumentos jurídicos y políticos para pensar que la hipótesis de un indulto sea uno de los graves errores de la democracia en el caso de que se produzca"

En declaraciones a los periodistas en Toledo, después de recibir la vacuna del coronavirus, Page ha señalado que lo más grave de todo es que "los afectados, aquellos que pervirtieron a sabiendas y a conciencia, deliberadamente, el orden constitucional, insisten hoy en que volverían a hacerlo, insisten en reincidir”, y con eso, se ha preguntado, " ¿en qué posición queda el que toma la decisión del indulto ?" .

Para el presidente de Castilla-La Mancha, la solución al problema que plantean los independentistas de Cataluña solo puede empezar cuando "los propios independentistas renuncien a volver a las andadas. No tiene vuelta de hoja”, además, una decisión de indultos no ayudaría a enfocar el problema de Cataluña, "es más, tiene muchas posibilidades de resultar estéril”.

Ha añadido que lo último que querría es que "el indulto injustificado de alguien que todavía quiere seguir haciendo lo mismo se convierta en una condena para quienes toman la decisión o la organización que los sustenta".

"No pueden ser una cesión"

"Los indultos no deben tener perfil político, y menos aún que resulten parecer una transacción. En ningún caso pueden significar una cesión, porque eso es exactamente lo contrario de una medida de gracia que a mí no me hace ninguna gracia, esa es la realidad", ha abundado.

Para García-Page, "las decisiones judiciales, en un Estado de Derecho, pueden ser entendidas o no", y aunque comparte la tesis de que tendría que haber habido antes una solución política y no judicial, "los culpables del lío son los independentistas que provocaron a conciencia una crisis constitucional y vulneraron las leyes a sabiendas de lo que hacían".

Lo "más grave" para García-Page es ahora que "la gente que pervirtió deliberadamente el orden constitucional" y vulneró el derecho de los españoles y catalanes "insisten en reincidir".

"¿Se imagina alguien en qué posición quedaría el que toma la decisión de indultar sin garantizarse primero la renuncia expresa a volver a las andadas?"

En este momento, "una decisión de indulto no ayudaría en el fondo a enfocar el problema de Cataluña", incluso podría ser "estéril", porque podría incurrirse en "la muestra de cómo pueden volver a las andadas sin consecuencias".

"Yo soy del PSOE y mi bandera es la misma que la de todos. Lo último que querría es que el indulto injustificado de alguien que quiere hacer lo mismo sea una condena para la organización de quien sustenta a quien toma la decisión", ha sentenciado el líder del Ejecutivo autonómico.

Aún así, cree que todavía "se está a tiempo", por lo que ha pedido un "replanteamiento", ya que este indulto sólo puede contemplarse cuando haya una renuncia expresa a volver a intentar una declaración unilateral de independencia.

"Espero que esta hipótesis no se convierta en una realidad. Creo que es lo que piensa la inmensa mayoría del pueblo español, de izquierdas y de derechas", ha abundado.

Ahora, hasta donde le permitan sus capacidades "dialécticas o institucionales", va a llegar su posición al respecto. "Esto llegará a tribunales, en el Supremo, cabe que incluso en el Constitucional. No es algo de hoy para mañana".

Montero recuerda a barones del PSOE que es el Gobierno quien decide indultos

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha recordado a los "barones" del PSOE críticos con la posibilidad de indultar a los independentistas condenados por el "procés" que es el Ejecutivo quien tiene la "prerrogativa" para concederlos, velando "por el interés general".

Lo ha dicho en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros celebrado esta tarde para aprobar el acuerdo sobre la prórroga de los ERTE alcanzado con los interlocutores sociales, y en la cual ha hecho hincapié en que respecto a la crisis catalana ahora es el momento de "pasar página" y reconstruir "puentes".

Montero ha remarcado que el PSOE es "un partido plural" y "democrático".

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?