• Domingo 03 de Julio de 2022

Convocan paros parciales en el transporte urbano de Guadalajara a partir del lunes y se fijan servicios mínimos

autobuses urbanos de Guadalajara

Los trabajadores de los autobuses urbanos de Guadalajara continúan sin tener noticias de ALSA, la empresa adjudicataria del servicio y, de momento, continúan adelante la huelga indefinida a partir del próximo lunes 23 de mayo.

Así lo ha anunciado en rueda de prensa el presidente del Comité de Empresa, Joaquín Toledo, acompañado del resto de los miembros del comité, todos ellos de USO, quien ha manifestado que se trata de una decisión apoyada por toda la asamblea de trabajadores (85 en total) ante “el descontento” que hay con la empresa

El “mayor hándicap” reside en el tema de los permisos retribuidos, así como en el momento de empezar a cobrar los incrementos salariales propuestos, que si bien desde la empresa se pretende que sea a partir de abril, la propuesta del comité es que se empiecen a percibir desde el mismo día 1 de enero.

Servicios mínimos en los autobuses urbanos

El Ayuntamiento de Guadalajara, ante la convocatoria de huelga en el servicio urbano de autobuses, ha fijado servicios mínimos en todas las líneas de transporte, salvo en la R2 y en las líneas bajo demanda del usuario o usuaria.

Los paros se producirán entre las 6.00 horas y las 10.00 horas, y las 14.00 horas y las 18.00 horas, todos los días de la semana, según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

En ambos intervalos, el servicio estará garantizado en un 50 por ciento en las líneas C1, C2, L3, L5, L6, L7, L8 y R1.

La línea L4 tendrá garantizado un 60 por ciento de las expediciones al ser la que mayor volumen de pasajeros transporta, conectando el Hospital General Universitario con el barrio de Los Manantiales.

Malas condiciones laborales

En la rueda de prensa, el presidente del comité también se ha quejado también de las malas condiciones en las que tuvieron que realizar su trabajo durante la pandemia; sin mamparas durante los primeros meses en los autobuses, consiguiendo que las colocaran tras una denuncia ante la inspección.

De igual modo, ha reclamado que se pongan servicios para los conductores, algo que ha sido especialmente duro durante la pandemia, y en concreto, durante el confinamiento, momento en el que hasta los bares estaban también cerrados.

“No estamos pidiendo nada descabellado, ni en condiciones económicas ni en servicios retribuidos”, ha incidido Toledo.

Se trabaja en evitar la huelga

Por su parte, el alcalde de Guadalajara, Alberto Rojo, preguntado por esta cuestión en una comparecencia ante los medios, ha reconocido la huelga como un derecho que tienen los trabajadores y que “hay que respetar” pero ha precisado que el Consistorio “está pendiente y ocupado” en este asunto, confiando en que ambas partes lleguen a un acuerdo antes del próximo lunes. Le consta que “se está trabajando en esa línea”, ha concluido

© Castilla-La Mancha Media 2022

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad