Piden prisión permanente para el acusado del crimen de Cristina Martín, de Mora

Elena Garcia Fermosel

El Ministerio Fiscal y la acusación particular han pedido prisión permanente revisable para el hombre acusado del crimen de Cristina Martín, su marido, en febrero de 2017 en su domicilio de Mora (Toledo) mientras que la abogada de la defensa ha solicitado que el acusado ingrese en un centro psiquiátrico.

Este miércoles han pedido la prórroga de dos años para que se mantenga la prisión provisional del acusado a la espera de que se celebre el juicio por protección de los menores, por los hijos del menor. La vista no se celebraría hasta mayo de 2019.

La Audiencia Provincial de Toledo ha acogido la vista para revisar la situación de prisión provisional del acusado, que ha llegado al tribunal pasadas las 10.00 de la mañana ante la protesta de una treintena de manifestantes que han gritado consignas como "Aquí estamos, nosotras no matamos" o "No estamos todas, falta Cristina".

El abogado de la hermana de la fallecida, Pilar Martín, Rafael Pérez-Moreno, ha afirmado en declaraciones a los medios de comunicación que se cumplen todos los requisitos para prolongar la prisión provisional, pues el delito contempla una pena superior a dos años y hay indicios de criminalidad en el encausado ya que "los forenses en su informe de imputabilidad hablan de que él mismo" reconoció los hechos, al tiempo que ve riesgo de fuga.

Pérez-Moreno ha reconocido el miedo de la familia ante las amenazas del marido de la asesinada desde prisión y en las que revela su intención de recuperar a la hija de ambos, cuya guardia y custodia tiene la hermana de Cristina, por lo que se solicitó privarle de la patria potestad de la niña, que ahora tiene seis años.

Informe psicológico

El informe sobre el estado psicológico del acusado señala, en palabras de Pérez-Moreno, que no estaba privado de sus capacidades mentales cuando cometió el crimen y, por lo tanto, es imputable porque "su capacidad volitiva y cognitiva las tenía intactas".

Respecto a la propuesta de la letrada de la defensa de que el acusado ingrese en un centro psiquiátrico, Pérez-Moreno ha recordado que sufrió una depresión por problemas en un negocio, pero ha precisado que el informe forense deja claro que el hecho de apuñalar a su esposa es contrario a los síntomas de una depresión.

Piden prisión permanente revisable

#ViolenciaMachista | La Audiencia Provincial de #Toledo revisará la situación de prisión provisional del acusado de matar a Cristina Martín, una vecina de Mora, hasta que se celebre el juicio.

Tanto el Ministerio Fiscal como los dos abogados de la familia y el de la Junta, que se ha personado como acusación particular, han pedido prisión permanente revisable.

Por su parte, la abogada de la defensa ha descartado que exista riesgo de fuga porque, a su parecer, el acusado es insolvente y ha señalado que el presunto parricida sufre un cuadro depresivo, por lo que ha pedido que se adopte como medida cautelar su internamiento en un centro psiquiátrico.

Momentos antes de la vista, la hermana de la víctima ha asegurado que todavía no se ha fijado fecha para el juicio, que se celebrará durante el primer trimestre de 2019.

Martín ha recordado que su hermana padecía una la enfermedad conocida como "huesos de cristal", que le impedía moverse con normalidad y que el presunto agresor había amenazado a su hermana, de 38 años cuando falleció, con que no iba a cumplir los 39.

También ha explicado que antes de morir, Cristina le envió un mensaje a través del móvil advirtiéndole de las intenciones del acusado, ante lo cual Pilar llamó al 112 y a la Guardia Civil pero cuando llegaron a su domicilio en Mora ya era demasiado tarde porque el presunto asesino le asestó dos puñaladas, una en el corazón y otra en el pulmón.

Asimismo, ha denunciado que el presunto asesino ha mostrado interés en recuperar a su hija y que amenazó a la niña con "enfadarse mucho" si decía a sus familiares que iba a llevársela.

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?