Previsión del tiempo en Semana Santa en Castilla-La Mancha

semana-santa-y-semana-de-musica-religiosa-de-cuenca

Susana Palomo Gómez

El tiempo para la Semana Santa se está presentando bastante variable. Pese a ello, después de dos años sin poder celebrarse, por fin cofrades, nazarenos y penitentes van a poder procesionar en las calles de Castilla-La Mancha.

El comienzo de semana se presenta variable en casi todo el país, con un tiempo más inestable y lluvioso antes de dar paso, a partir del Viernes Santo, parece que empiezan unos días de sol y altas temperaturas.

Martes Santo

Esta tarde algunas procesiones podrían peligrar. Este lunes se tuvo que suspender el Cristo de la Esperanza de Toledo que tuvo que regresar a la iglesia para completar la procesión en el interior del templo. Tras el fin de semana tan tranquilo que hemos tenido, vuelven las lluvias. Serán precipitaciones débiles en general, aunque generalizadas.

Miércoles, jueves y viernes

En la Península, después del paso previsto de un frente atlántico de cierta actividad, al principio del periodo es probable un flujo de componente norte que dejaría precipitaciones en el tercio norte y Baleares, sin descartar otras zonas. Pueden ser de nieve en Pirineos. Más adelante, se presenta una cierta tendencia a la estabilidad, con predominio de cielos poco nubosos, pero sin descartar precipitaciones en el extremo norte peninsular y Baleares. Las temperaturas tienden a recuperarse, aumentando en todo el país, de forma acusada en el interior peninsular. Heladas en Pirineos. Es probable que, al principio del periodo, predominen vientos de componente norte en la Península y Baleares. En Canarias es probable el régimen de alisios, con posibilidad de precipitaciones sólo en el norte de las islas de mayor relieve.

La previsión del tiempo en el resto del país

Como suele ser habitual, el tiempo en Semana Santa será "variable", ha avanzado Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Así, este viernes y sábado, y tras unos días muy invernales, dominará, en general, un ambiente estable y con temperaturas propias de la época en amplias zonas del país, aunque la borrasca Diego, nombrada por la Agencia de Meteorología de Francia, dejará fuertes rachas de viento, lluvias e intenso temporal marítimo en Galicia y en las comunidades cantábricas.

Respecto a las temperaturas, Del Campo ha señalado que este día festivo, Domingo de Ramos, las temperaturas sufrirán una ascenso importante en el interior peninsular de hasta 8 grados y "extraordinario" con 10 grados por encima de lo normal en puntos del Cantábrico.

Las máximas subirán hasta los 27 y 28 grados en Sevilla y Córdoba, 26 grados en Toledo, 25 grados en Ourense, 23 grados en Valladolid y 22 grados en Madrid, ha precisado Del Campo.

A partir del lunes próximo, la llegada de un frente muy activo dejará lluvias que barrerán la península de oeste a este, sin apenas alcanzar el Mediterráneo, acompañado de un descenso "notable" de las temperaturas, que en muchos zonas supondrá una caída de hasta 8 grados con respecto al día anterior.

El martes seguirá lloviendo en buena parte del país, incluso en el Mediterráneo, aunque ya de forma más "débil y dispersa", en general, y más acusada en Galicia y Andalucía oriental; las temperaturas serán algo más frescas en el interior peninsular y en la mitad oriental.

Para el miércoles y el Jueves santo quedara algún resto de inestabilidad con lluvias dispersas con lluvias en la zona norte y en el área del Mediterráneo, y el Viernes y el Sábado Santo "todo apunta" al predominio de un ambiente templado, e incluso cálido, y estable en la mayor parte del país, ha concluido el portavoz.

EFE/CMM

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?