TAJO SEGURA

Los regantes del Levante protestan por los recortes del trasvase Tajo-Segura

Su intención era evitar que el Gobierno aprobase el real decreto que revisa los planes hidrológicos, que incluye un caudal ecológico en el río Tajo y que afectaría al trasvase Tajo-Segura.

regantes del levante

Varios regantes con pancartas durante una concentración para evitar que recorten el trasvase Tajo-SeguraEuropa Press

Redacción CMM

El Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (Scrats) se está concentrando frente al Palacio de la Moncloa, mientras el Consejo de Ministros confirmaba la aprobación de los planes de cuenca.

"Ya solo el Consejo de Ministros puede salvar al Levante del recorte del trasvase", aseguran. Llevan meses denunciando que la disminución de los aportes a las provincias de Alicante, Murcia y Almería se verá reducida a 105 hm3.

El objetivo era evitar que el Gobierno aprobase el real decreto que revisa los planes hidrológicos, que incluye un caudal ecológico en el Tajo que afecta al trasvase con el Segura: se reduciría la cantidad de agua trasvasada.

Esta reducción supondría 78 hm3 menos para regadío que la media actual y 27 hm3 menos para abastecimiento.

La concentración, que ha comenzado a las 10:00h en el aparcamiento de la Avenida de Puerta de Hierro, durará hasta las 16.30h.

Así afectarían al Levante los recortes

Con esa reducción de volúmenes de agua disponible, el sindicado calcula que supondría la pérdida de 27.314 hectáreas de superficie regable en todo el levante español, la desaparición de más de 15.000 empleos, y reducciones de valor patrimonial estimadas en 5.692 millones de euros.

"Luchar para defender un bien necesario es un movimiento natural, unirnos en defensa de aquello que nos corresponde es un derecho y defender la economía que sostiene a regiones fundamentales para el PIB nacional es un deber que tenemos que seguir ejerciendo, con el fin de obtener una respuesta coherente con la realidad que estamos viviendo", defienden en un comunicado.

Por otro lado, el Gobierno cuenta con el visto bueno del Consejo de Estado, que la semana pasada aprobó por unanimidad un informe sobre este real decreto impulsado por el Miteco.

Sin embargo, la decisión del Consejo de Estado, que no es vinculante, ha generado reacciones contradictorias y desde el Scrats consideran que el documento pone de manifiesto que hay una falta de coordinación entre los planes del Tajo y del Segura.

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?