Ribera califica de "barbaridad" la falta de caudales ecológicos del Tajo y la Junta pide revertir el trasvase

Elena Garcia Fermosel

La vicepresidenta tercera del Gobierno central y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, considera "una barbaridad" que hasta ahora no se hayan tenido en cuenta el agua de cabecera y la de la cuenca cedente y los caudales ecológicos en la planificación hidrológica.

En una entrevista con Efeverde, indica que con los embalses al 44 por ciento y las proyecciones climáticas que apuntan "a una variabilidad de lluvias muy distinta", es necesario prepararse, pues "vamos a situaciones en la que ya es muy difícil hablar de promedio con respecto a la lluvia o disponibilidad de agua y mucho más frecuente hablar de términos extremos".

"Es decir, periodos más prolongados de sequía seguidos de lluvias torrenciales, que a lo mejor nos dan valores medios anuales parecidos a los anteriores, pero sin embargo la distribución es nefasta desde el punto de vista de la capacidad de gestión ordenada de nuestros recursos", aclara.

"Tenemos que estar preparados para eventos extremos de falta de agua y para eventos extremos de inundación (...) y ser muy cautelosos en el mapa de zonas en riesgo" e inundables "de esos espacios ocupados, que no deberían de haber estado ocupados nunca, pero lo están" y es en lo que se trabaja en el nuevo ciclo de planificación, añade.

Por eso, cuando se plantean cuestiones como el futuro del trasvase Tajo-Segura, recuerda que es "una infraestructura que sirve para muchas cosas, para los regantes del sureste; para garantizar el abastecimiento del agua en localidades de esta zona donde en un determinado momento pueden tener una necesidad que no puede ser cubierta por el agua de proximidad y, al mismo tiempo determinar cuál es el uso más racional y el más seguro para interiorizar niveles razonables de consumo de agua en todo el territorio nacional".

"Hay que pensar en el agua de cabecera"

"Esto significa que hay que pensar en el agua de cabecera, en el agua de la cuenca cedente y en los caudales ecológicos, cosa que hasta ahora no se había hecho y hay sentencias que nos condenan por no haber fijado un caudal ecológico en el Tajo, es una barbaridad, y ahora está propuesto en el plan hidrológico", agrega.

En paralelo, "hay una capacidad de mejor gestión de los volúmenes trasvasados, que ha supuesto un cambio en las reglas del trasvase ya aprobado y respaldado por la cuenca cedente y la beneficiada y es importante que en el sureste se refuercen los mecanismos de abastecimiento de proximidad con una mejor conexión entre desalinizadoras, depuradoras y núcleos donde se produce el consumo de agua", ha señalado Ribera, quien ha insistido en el esfuerzo en "el máximo consenso y seguridad para todos", asumiendo que el agua no es un recurso infinito.

Castilla-La Mancha urge a revertir el "caduco" modelo del trasvase

El Gobierno de Castilla-La Mancha, a través del consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, ha afirmado que la crítica situación en el Mar Menor con gravísimas consecuencias medioambientales en el ecosistema "hace urgente revertir el modelo actual del trasvase Tajo-Segura, claramente caduco".

Como ha afirmado Escudero, "es imprescindible considerar en la nueva planificación hidrológica lo que desde Castilla-La Mancha venimos reivindicando y que es de sentido común: niveles estables del agua de la cabecera y de la cuenca cedente y caudales ecológicos en el río Tajo".

Según señala Escudero, "parámetros esenciales cuya aplicación exige las sentencias judiciales y el incuestionable contexto de cambio climático que nos vuelve a recordar que el agua es un recurso muy limitado que requiere una gestión sostenible", ha informado la Junta en nota de prensa.

Escudero ha hecho estas declaraciones en su visita a la cabecera del Tajo en el embalse de Entrepeñas, en Sacedón, donde ha reafirmado el apoyo del Gobierno de Castilla-La Mancha y del presidente García-Page en la defensa del río Tajo y de los municipios ribereños, en definitiva, de la cuenca cedente.

"No pueden seguir ocurriendo ni un minuto más las graves consecuencias no solo medioambientales en el ecosistema del Mar Menor, fruto de 8.000 hectáreas de regadíos ilegales, sino también en el río Tajo y para esta comarca de la región, ubicada entre los pantanos de cabecera de Cuenca y Guadalajara, ocasionando una pérdida de recursos económicos importantes".

"En la defensa de una agricultura sostenible y de esta zona va a estar el Gobierno de Castilla-La Mancha", ha afirmado rotundamente, por ello ha pedido "al Partido Popular de la región y al señor Núñez que defienda el Pacto del Agua que suscribió y que no se ponga de perfil, ni calle un día más".

Y ha añadido, "al Gobierno de Murcia también le pedimos que cumpla sus funciones, en vez de solicitar unas competencias en materia de cuencas internas, cuando este trasvase artificial no tiene nada que ver con el río Tajo que queremos, un río sano y vivo".

Finalmente, ha concluido afirmando que "tanto la razón, como la justicia, como de nuevo la dramática agonía del ecosistema del Mar Menor, nos dan la razón".

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?