El Valle de Altomira incentivará los nacimientos o adopciones con 200 euros por niño

VALLE DE ALTOMIRA

Tania Franco Rodríguez

Las tres localidades que forman El Valle de Altomira, en Cuenca, incentivarán los nacimientos o adopciones con 200 euros por niño. Entre los 3 pueblos suman 260 vecinos, 5 de ellos niños y no se resignan a seguir perdiendo población. De hecho, en la última década han visto cómo ha disminuido el número de vecinos en un 40%, por eso han decidido premiar los nuevos nacimientos.

Un requisito: vivir mínimo dos años en el Valle

El único requisito que se pide para la obtención de la ayuda es que las familias se queden a vivir durante al menos dos años en el Valle de Altomira. El principal objetivo que se busca es frenar el éxodo de la población.

El Valle de Altomira engloba las poblaciones de Garcinarro, Mazarulleque y Jabalera y alcanzan entre las tres poco más de 200 habitantes. Sus vecinos ven como año tras año los municipios se van apagando.

La gente joven, el futuro de Garcinarro

Abel Barzano tiene tiene 26 años y hace ocho meses tuvo  a su bebé, no tiene pensado irse de Garcinarro porque sabe que "la gente joven es el futuro".

"Si nos fuéramos todo el mundo, no quedaría nadie. Lo suyo es quedarse para poder seguir el pueblo, si no esto se moriría", confiesa Abel a CMM.  Su familia recibirá 200 euros por su hijo y no será la única ayuda. El alcalde de Valle de Altomira, Jesús Plaza, confirma que "Todos los nacimientos van a tener una excepción de todos los impuestos municipales de un 50%".

Un Bar para avivar la población

El Valle de Altomira tan solo es el reflejo de cientos de pueblos de la región que saben que toda ayuda es poca y por eso quieren que haya un bar en cada uno de los tres pueblos que conforman este Valle.

Jesús mantiene que el objetivo es dárselo  "a personal que venga y haga la explotación, exento de alquileres".

Faltan jóvenes en el pueblo

Sebastián es otro vecino que conoce Garcinarro desde que nació y nos confirma que la Villa ha cambiado mucho. "Antiguamente cuando yo era pequeño aquí había chicos a punta pala, incluso había tres escuelas".

Ahora, entre los tres pueblos tanto solo hay cinco niños que tienen que ir a Huete para poder acudir al colegio.

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?