Cómo tratar el herpes zóster y el herpes simple

Tania Franco Rodríguez

El herpes zóster es una infección generada por la reactivación del virus varicela-zóster latente. La primera vez que el cuerpo tiene contacto con este virus, se manifiesta con la famosa varicela, pero este virus "se queda escondido en un ganglio linfático y hay en algunas ocasiones en las que se despierta", según explica la médico de familia Ruth Martín.

"Cuando se manifiesta por segunda vez, ya no se llama varicela, se llama herpes zóster".

Los síntomas suelen iniciarse con dolor a lo largo de la zona afectada. Tras el comienzo del dolor, aparece una erupción vesicular durante 2 o 3 días. Es ahí cuando se puede empezar con el tratamiento antiviral. Aunque puede aparecer en cualquier zona del cuerpo, es muy frecuente en la zona de los costados.

El virus del herpes simple

"Una vez contraemos el virus del herpes, el herpes se queda con nosotros para toda la vida".

No hay que confundir el herpes zóster del virus del herpes simple. Dentro del virus del herpes simple hay dos tipos:

  • El simple tipo 1 (VHS-1): es el que provoca las famosas calenturas en los labios. Este herpes es muy contagioso "cuando hay síntomas y cuando no".
  • El simple tipo 2 (VHS-2): este herpes se contagia por vía genital.

Estando Contigo‘ se emite de lunes a viernes, a las 12:15 horas, en Castilla-La Mancha Media con Julia Rubio y Alfonso Hevia.

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?