Marta Sango: "Me da mucha rabia que la gente me llame pesada"

Alfredo Madridano Gutierrez

Tras su paso por el programa Operación Triunfo, Marta Sango compagina su carrera en la industria musical con su trabajo en el musical La Llamada. La canción "¿Qué Más Quieres de Mí?" es su segundo lanzamiento, después de "Por Ti", en el que la artista lanza un tema de sonidos galácticos y futuristas con inspiración del ochentero "Maniac" de Michael Sembello y con un mensaje claro: pasárselo bien.

A continuación puedes leer la entrevista completa a Marta Sango para Castilla-La Mancha Media y aprenderte la coreografía de la canción.

@cmm_es#qmqdmChallenge Tutorial con @martitasango #music #pedazotemazo #CantadoPorEllas♬ sonido original - Marta Sango

Marta Sango: ¿Qué Más Quieres de Mí?

Odio esta pregunta. Marta Sango es una chica con 20 años que vive en Madrid, quiere dedicar su vida a la música y compagina sus estudios con su vida profesional como cantante.

Desde una edad muy temprana, que yo recuerde a los 4 años ya empecé a cantar... y a los 5 y a partir de ahí ya me volví loca, por ejemplo, a los 9 años empecé a dar clases de guitarra con 15 daba clases de canto, con los 14 me metí en un coro... en fin, muchas cosas salpicaditas.

Sigo teniendo contacto con el coro. Me gusta siempre que bajo a mi pueblo quedar con ellos. De hecho para mi primera canción conté con ellos, pero si es verdad que me gustaría verles más porque ya no bajo mucho a mi pueblo por temas de restricciones, temas de trabajo... pero les mando un besazo. ?

Todos los momentos eran bastante tensos y bastante...  yo lo viví con mucha intensidad y me exigía mucho. Pero de los mejores momentos, pues cuando aprenda con los profes, cuando me daba cuenta de que estaba con gente que sabía mucho, yo eso lo valoraba un montón. O cuando cantamos con artistas reconocidos.

Mi vida ha cambiado muchísimo. Mi vida en estos 2 años... ¡en mi vida pensé que pudiese cambiar tanto! Y estoy tan contenta con el giro que ha dado porque, aunque muchas cosas me ha costado trabajo superarlas y tal, porque han sido muchísimos contratiempos y cambios, ahora estoy encontrando mi equilibrio como artista y eso es lo que más deseaba.

Equilibrio, equilibrio... Yo creo que los artistas somos personas excéntricas, personas que nunca estamos en nuestro sitio y eso es lo guay, ¿no? Cada uno aporta pues según qué cosas.  Un equilibrio dentro de mi concepto, pues sí, pero estoy desequilibradísima yo de aquí. ? ¡QUE NO! No.

Para la canción mi principal referencia fue Maniac de Michael Sembello siempre me ha gustado mucho esta canción, es una pedazo canción de los 80 y me inspiraba muchísimo una fantasía nostálgica que no me transmitía ninguna otra canción. Y para el videoclip pues me inspiró bastante el rollo Star Trek, el rollo Thriller de Michael Jackson, Capitán EO, USS Callister de Netflix... en fin, todo este universo retrofuturista.

¿Una?

¡Ah! No. Ha sido referencia. Si es verdad que me tengo que poner al día con Star Trek y Star Wars. Esa estética me acaba perforando un poco el subconsciente y al final salen estas cosas.

Con mi música yo no quiero transmitir ningún mensaje. Que la gente se lo pase bien, disfrute y se empodere. Ahora mismo estoy en una etapa en la que me estoy conociendo, estoy superando cosas de mi vida. En fin, no quiero ser responsable de dar un mensaje en concreto a la gente. Simplemente hago lo que en el momento quiero hacer y siempre pensando en pasármelo increíblemente bien en el escenario. ¿Sabes la canción que te pones por la calle y pones caras porque estás como gozándolo? Esa sensación.

Sí. Ya te he dicho que no me quiero hacer responsable de la filosofía que cada uno tenga, pero sí que es verdad que al tener influencia no puedes decir lo primero que... tienes que pensar las cosas en frío. Todos tenemos fallos, ¿no? Y la cosa es que a los artistas con influencia no se nos permiten los fallos porque si nos da un calentón y decimos algo, luego se nos sentencia de por vida. Cultura de la cancelación... en fin. Es una putada, pero es así. Hay que pensar en frío.

Sí, hay disco cerca y estoy preparando algunas colabos... estoy muy contenta y este fin de semana voy al estudio... pero no te puedo contar absolutamente nada...

No, todavía no porque he estado centrándome en mis propias canciones, pero... bueno... he estado con artistas, pero no como colaboraciones. Como coeditores.

Con La Casa Azul, con Guille Milkyway.  ¡Guille, tú lo sabes! ¿Vale? Pues ya está, yo lo dejo ahí.

¿De OT? Con Natalia siempre digo lo mismo. Natalia es la mayor amiga que me llevo de esta experiencia y hemos compartido muchas cosas juntas. Creo que se podría hacer una mezcla muy chula.

No hay diferencia, simplemente Marta Sánchez Gómez es esa parte vulnerable y Marta Sango es esa persona empoderada que pase lo que pase siempre tiene que mantenerse fuerte porque este mundo, en el mundo del artista hay mucha gente que no mira por ti y te intenta hacer daño.  Marta Sango es esa persona que se enfada y Marta Sánchez Gómez es esa persona que se ríe con sus amigos en el sofá. Es como una especie, no de máscara, no sé cómo explicarlo. Marta Sango es la parte más empoderada de Marta Sánchez Gómez, el sueño de Marta Sánchez Gómez.

Soy bastante intensa. Me encanta que me preguntes esto, nunca me lo habían preguntado.

No. La academia hace un proceso de casting en el que, obviamente, se coge a gente que canta, que puede destacar más cantando, bailando o ya sea interpretando, pero que tiene amor por la música, obviamente. Yo, personalmente, y toda la gente de mi edición somos personas que amamos la música y que nos gusta hacer las cosas bien. No creo que fomente eso.

Vale. Entiendo tu pregunta porque también hay gente desde fuera que lo ve y dice: "¡Buah! Yo quiero esa vida. Quiero de repente aparecer con 200.000 seguidores". Y sí, claro que sí. Conozco a mucha gente que me lo ha dicho....  No mola tanto. Si de verdad te quieres meter en OT es porque te gusta la música y quieres currártelo. OT también conlleva muchas movidas que te va a costar superar porque te cambia la vida y no estamos hechos mentalmente para eso. No estamos hechos y hay otras cosas, no solo la fama y las fotos que te pide la gente.

¡Lo paso mal constantemente en mi vida! A ver, estoy súper agradecida, pero soy una persona muy sentía y claro que lo he pasado mal... totalmente. He caído muy, muy bajo en muchos momentos de mi vida y, obviamente, a raíz de lo de Operación Triunfo sentí que mi vida había cambiado tanto y me pasaron más cosas ajenas que, bueno, al fin y al cabo, una tiene un corazón. Pero yo pienso que de los palos se aprende. Yo siempre he aprendido de palos. Una manera un poco drástica de aprender, pero yo creo que la mejor.

No me puedes decir eso. Me tienes que decir: ¿Dime 50 canciones que no pueden faltar en una playlist?

O "Bounce" de Sofia Gabanna, o ahora mismo estoy escuchando muchísimo La Casa Azul: "Nunca nadie pudo volar".

Perfectamente. Son dos mundos que se compaginan a la perfección. La seguridad que te da el teatro en cuanto a interpretación la necesitas para luego defender una canción. Yo en mi caso empecé primero en el mundo de la canción y luego en el de interpretación y sí que es verdad que me he dado cuenta de que aportan cosas entre sí, pero... para mí es más complicada la interpretación porque llevo dedicándome a cantar desde que soy enana y trabajar en el teatro es como: tú a lo mejor puedes estar cantando y la música sigue y si te equivocas la música sigue, pero, ¿si estás actuando y hay 20 personas o por ejemplo en La Llamada hay tres personas pendientes de que tú digas esa frase y no la dices? ¿Ahora que? ¿Cómo lo solucionas? O toses o te haces daño.

El otro día, hace un mes, me reventé la mano. En mitad del teatro me hice una herida bien profunda. Salí del teatro en plan "me muero". Es lo que te digo. Para mí es más complicado y más challenging, digamos, el teatro.

Me encantaría participar en series. Me encantaría. Yo ahora mismo estoy muy abierta a cualquier tipo de proyecto interpretativo porque ya llevo un año en la llamada ya me siento segura, ya siento que me gusta muchísimo interpretar y me gustaría. Ahora, también te digo, no sé de dónde voy a sacar el tiempo porque estoy estudiando, trabajando en la llamada, estoy haciendo música, me quiero apuntar también a 20 000 clases de 20 000 cosas... No paro.

Una película de superhéroes. Sí. Una película de superhéroes. Yo sería una de Los Vengadores.

No lo sé, pero una que tenga un traje increíble que me quede de puta madre, con un pelazo asombroso y ser una tía poderosa con un traje guapo. En cuanto a mi poder, me encantaría volar porque siempre he querido volar (datos así innecesarios) y algo que tengo que ver con la música, poder hacer sonidos ultrasónicos, ¿quién sabe?

Me encantaría, me encantaría, me encantaría. Me gustaría muchísimo dar mis canciones a otros artistas y decir: "Mira, como la sientas tú, haz la movida que a ti te mole, siempre que no destroces la canción" ¿Sabes? Eso es un punto importante, pero siempre confiando en gente que sienta que está en mi estilo, en mi honda, que pueda hacerlo guay y que me caigan bastante bien... Estoy diciendo muchas palabrotas en esta entrevista, no pasa nada...

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?