• Viernes 27 de Mayo de 2022

Así ven nuestros políticos la Constitución española 43 años después de su aprobación

El Congreso ha celebrado este lunes el cuadragésimo tercer aniversario de la Constitución de 1978. Como ocurrió el año pasado debido a la pandemia, se ha organizado en la conocida como Puerta de los Leones. Pese a sacar esta ceremonia a la calle por segundo año consecutivo, los ciudadanos tampoco podrán acercarse a aplaudir o abuchear a los políticos debido al amplio cordón policial que se establecerá para garantizar el normal desarrollo de esta ceremonia.

Habitualmente cada 6 de diciembre el Día de la Constitución tiene lugar en el Salón de Pasos Perdidos, donde cada año suelen darse cita en torno a 700 invitados entre miembros del Gobierno, las más altas autoridades del Estado, así como diputados y senadores.

Sin embargo, las restricciones del aforo que ha traído consigo el Covid, esta ceremonia se trasladase al exterior del Congreso para garantizar así la asistencia de los invitados.

Como viendo siendo habitual, de manera recurrente, este Día de la Constitución sale a la palestra el debate sobre la reforma de la Carta Magna ante la que no todavía no hay consenso entre las fuerzas políticas. El texto constitucional en sus 43 años de vida ha sufrido dos modificaciones: la que otorga un derecho de sufragio pasivo a los residentes extranjeros en España y la reforma del artículo 135.

Discurso de Batet

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha apelado a la lealtad a la Constitución española, “plenamente vigente”, y ha recordado que la Carta Magna es símbolo del consenso.

Batet ha instado a que la política sea “leal” a la Constitución porque “quien discute” su cumplimiento “pretende situarse por encima de ella”, ha recalcado.
“La lealtad se reclama más a uno mismo que al otro, es autoxigencia”, ha dicho al tiempo que ha avisado de que “ser leal a la Constitución es también asumir que en ocasiones las opciones propias resultan mayoritarias y en otras deben limitarse a ser la alternativa minoritaria”.

Ha señalado que en la labor institucional se puede estar en desacuerdo con las obligaciones constitucionales y legales, y hasta intentar modificarlas, pero en tanto que están vigentes no es cuestionable su cumplimiento.

El acto ha arrancado a mediodía,  en la escalinata de la Puerta de los Leones  donde se han dado cita el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y los presidentes del Tribunal Constitucional, Pedro José González-Trevijano, y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes. Estaba prevista también la presencia del presidente del Senado, Ánder Gil, pero este jueves dio positivo en coronavirus y suspendió su agenda pública.

Antes, Batet ha asistido al acto de Izado Solemne de la Bandera de España  en la Plaza de Colón de Madrid.

 

 

 

En el acto de la Camara Baja, miembros de las Mesas del Congreso y el Senado y los portavoces de los grupos parlamentarios de ambas Cámaras, así como los ministros. También, representantes de instituciones como el Defensor del Pueblo, el Tribunal de Cuentas, la Fiscalía General del Estado y el Consejo de Estado, los presidentes de las comunidades y ciudades autónomas y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida.

Como suele ser habitual, asisten el presidente del primer partido de la oposición, Pablo Casado, así como diputados y senadores, expresidentes del Gobierno y de las Cámaras, ponentes constitucionales y una representación de los agentes sociales y de la sociedad civil.

Ausencias de los nacionalistas que declaran que la Constitución está “agotada”

Pese a haber sido invitados, Esquerra Republicana (ERC), el PNV y EH-Bildu, habituales socios parlamentarios del Gobierno del PSOE y Unidas Podemos, no asistirán tampoco este año a la recepción oficial, y tampoco lo harán Junts, el PDeCaT, la CUP, Compromís o el Bloque Nacionalista Galego (BNG).

EH Bildu, junto con el resto partidos nacionalistas catalanes, gallegos, baleares y valencianos de la Llotja de Mar, han querido “alzar la voz” ante una Constitución “agotada y deslegitimada” que, a su juicio, mantiene los derechos de sus “naciones atados de pies y manos“.

En vísperas del 43 aniversario de la Carta Magna han firmado una declaración conjunta donde ratifican su compromiso de “seguir luchando” para reclamar un modelo de Estado de “reconocimiento de la plurinacionalidad y de la autodeterminación de los pueblos”, que les permita “decidir democráticamente su modelo político”.

Los firmantes recuerdan que han pasado 43 años de “un referéndum constitucional, condicionado por la transición impuesta por la estructura fáctica heredada del franquismo, con la Monarquía Borbónica al frente”.

A su juicio, esta Constitución “dejó encerrados los derechos” de sus pueblos “entre las líneas de su texto, negando la realidad plurinacional y los consiguientes derechos nacionales de estas naciones”. Además, apunta que la Carta Magna “ha sido fuente de enfrentamiento y sufrimiento en estas décadas”.

Estas formaciones nacionalistas resaltan que en este marco “surgió un modelo autonómico de descentralización“, que, en su opinión, “no solo está agotado, sin cumplir en muchos aspectos, sino que ha sufrido, además, numerosas laminaciones unilaterales por la acción legislativa del Congreso Diputados (LOAPA, acción de leyes orgánicas…), y por la permanente intervención invasora de un Tribunal Constitucional convertido en instrumento de recentralización del Estado”.

Sánchez habla del espíritu “vivo” de la Constitución y Unidas Podemos lo califica de “traje viejo” 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que acude al acto institucional en el Congreso, ha defendido en las redes sociales que el espíritu de la Carta Magna “sigue vivo”.

“Hoy, el espíritu de la Carta Magna sigue vivo. Trabajemos por la justicia social, por servicios públicos fuertes, por la igualdad”, ha señalado Sánchez en su cuenta de Twitter.

Unidas Podemos ha trasladado al PSOE que la Constitución es un “traje viejo” que debe renovarse llamando al voto a la sociedad española con vistas a lograr un Estado federal y republicano, además de consagrar el “feminismo”, el cuidado al medio ambiente y garantice los derechos sociales.
Eso sí, el espacio confederal es consciente que la correlación de fuerzas parlamentarias a favor de una reforma es “desfavorable” y, por tanto, ha subrayado que si “la calle no presiona”, esa voluntad de actualización “no será posible”.

Mensajes desde Castilla-La Mancha

El delegado del Gobierno, Francisco Tierraseca, ha destacado que la Constitución del siglo XXI debe mantener una orientación integradora de todas las instituciones que forman el Estado y que refleje la sociedad plural en la que se convive en paz y libertad a través de la cooperación territorial, la lealtad institucional y un modelo de co gobernanza.

Por su parte, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha reivindicado este lunes, 6 de diciembre, la “mejora constante” que la región ha experimentado gracias a la Constitución. “No contemplo un país sin este modelo de convivencia”.

 

© Castilla-La Mancha Media 2022

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad