Comienza la cuenta atrás para las elecciones 10N; hoy concluye la XIII Legislatura

El Congreso bajará el telón de la decimotercera legislatura el próximo martes, 24 de septiembre, cuando quedará disuelto por la convocatoria de elecciones generales del 10 de noviembre. Han sido 126 días en los que sólo se han celebrado dos plenos ordinarios y apenas media docena de reuniones de comisión.

La XIII Legislatura arrancó el pasado 21 de mayo, y desde entonces la Cámara Baja sólo ha celebrado dos Plenos ordinarios con control al Gobierno y otra extraordinaria, sin contar con aquella sesión constitutiva ni con la fallida investidura de Pedro Sánchez.

Mantienen el cargo y la nómina

Desde el próximo martes, el Senado como el Congreso quedará disuelto y sólo permanecerá activa la Diputación Permanente, formada por 37 senadores y otros tantos suplentes que mantendrán el cargo y la nómina. El resto dejará de ser parlamentario, pero la inmensa mayoría volverá a ser candidato en las elecciones, porque los partidos no planean muchos cambios en sus listas. Puesto que dejarán de cobrar sueldo, podrán solicitar lo que se denomina indemnización de transición, con la que se compensa el periodo sin ingresos entre una legislatura y la siguiente. Se trata de una paga que asciende a 154,54 euros por día, desde la disolución del Senado hasta el día previo a las elecciones, 47 días, 7.263 euros en total. Quienes logren escaño volverán a generar sueldo el mismo 10 de noviembre y a cobrarlo cuando tomen posesión del puesto.

“Si no curras, no cobras”

Esta escasa actividad parlamentaria y el hecho de que las del próximo 10 de noviembre sean las cuartas elecciones en cuatro años ha llevado a un particular a promover una campaña en Internet, a través de la plataforma Change.org, pidiendo a los diputados y senadores que renuncien a la indemnización económica que se les abona tras la disolución de las Cortes Generales. “Si no curras, no cobras”, es el lema de la campaña.

Carta de Sánchez a la militancia del PSOE

El presidente del Gobierno en funciones y líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha asegurado que su partido no tiene que hacer “ningún cambio ideológico ni fingir nada” para conseguir un Gobierno de progreso.
En una carta a los militantes socialistas difundida por el PSOE, Sánchez pide “movilizar a todos los progresistas” de España, tanto a aquellos que votaron al partido hace cinco meses como a aquellos que “se inclinaron por otras opciones y han comprobado que su voto ha resultado estéril y sólo ha servido para prolongar el bloque y la inestabilidad” del país.

Casado: un líder más consolidado que apelará al voto útil

Por su parte, el líder del PP, Pablo Casado, trabaja ya en recuperar buena parte de los 3,7 millones de votos que perdió en las elecciones generales del 28 de abril y va a diseñar una campaña dirigida a recuperar al votante “enfadado” con el Partido Popular que apoyó a Vox y al elector más “centrado” que apostó por Ciudadanos, según han informado a Europa Press fuentes del partido. En las filas del partido creen además que Casado está más consolidado internamente, tiene un mayor nivel de conocimiento entre los ciudadanos y ha ganado peso ante la opinión pública

Sondeo ante las elecciones

PP y PSOE mejorarían sus resultados del 28A en las elecciones generales del 10 de noviembre a costa de Cs, mientras que UP y Vox se mantendrían, según un sondeo de Gad3 publicado este domingo por La Vanguardia y recogido por Europa Press.
Tras las elecciones generales, el PP sumaría 19 escaños más en el Congreso (de 68 a 87); el PSOE, 11 (de 123 a 134); Cs perdería 16 (de 57 a 41); UP perdería 5 (de 42 a 37), y Vox otros 5 (de 24 a 19). Con estos resultados, el PSOE tendría que realizar pactos: un 31% de los encuestados apoyarían un pacto con UP; un 22% con Cs, y un 7,9% con el PP, mientras que un 19,7% preferiría un pacto entre PP, Cs y Vox.

 

© Castilla-La Mancha Media 2019

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad