Prisión provisional, incomunicada y sin fianza para el detenido en el caso de Diana Quer

El autor confeso del crimen, "El Chicle", se ha acogido a su derecho a no declarar ante la jueza de guardia

Imagen de la noticia

El jugado número uno de Ribeira (A Coruña), encargado del caso Diana Quer, tiene previsto reabrir este martes la investigación, que fue archivada de forma provisional hace casi nueve meses, tras la puesta de disposición judicial del autor confeso del asesinato de la joven madrileña.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Galicia han informado de la reapertura este martes del caso en el juzgado que instruyó la investigación sobre la desaparición de Diana Quer, después de que este lunes haya pasado a disposición de la jueza de guardia José Enrique Abuín, “El Chicle”, para el que ha decretado prisión provisional, incomunicada y sin fianza.

Abuín ha sido citado en el juzgado número tres de Ribeira, en funciones guardia, para declarar por el intento de secuestro de una mujer el pasado día 25 en Boiro y por la desaparición de Diana Quer, tras confesar el homicidio y el lugar donde estaba el cuerpo, hallado este domingo en un pozo en una nave industrial de la parroquia de Asados.

“El Chicle” no declara

José Enrique Abuín Gey, conocido como ‘el Chicle’, se ha acogido este lunes a su derecho a no declarar ante la magistrada del Juzgado de Instrucción número 3 de Ribeira (A Coruña) en relación a la muerte de Diana Quer, de la que él mismo se confesó autor ante la Guardia Civil.

Abuín ha sido recibido entre insultos e increpado por un grupo de jóvenes que regresaban de celebrar la fiesta de fin de año. Tras el autor confeso de la muerte de Diana Quer, han entrado en el edificio miembros de la Policía Judicial portando cajas de pruebas.

Casi 500 días después de su desaparición el 22 de agosto de 2016 en A Pobra do Caramiñal (A Coruña), la Guardia Civil halló este domingo el cuerpo de la joven madrileña Diana Quer en una nave abandonada de la parroquia de Asados, en el municipio de Rianxo (A Coruña).

Fue el principal sospechoso del caso, José Enrique Abuín Gey, conocido como ‘el Chicle’, quien llevó a los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) hasta esta antigua nave de gaseosas y posterior tienda de muebles sobre las 5.00 horas de la madrugada.

‘El Chicle’ confesó el crimen en la madrugada del domingo después de que su mujer, Rosario R., cambiase su versión en la tarde del sábado y negase que había pasado la noche del día en el que desapareció Diana Quer con su marido. La mujer quedaría en libertad a última hora del sábado, tras declarar en la Comandancia de A Coruña.

Serán ahora pruebas de ADN que se realizarán en el Imelga las que deberán determinarán si ‘el Chicle’, como creen los investigadores, actuó solo para secuestrar a Diana Quer, maniatarla y arrojarla al pozo de esta nave, situada a escasos 200 metros de la casa de los padres del sospechoso.

A disposición judicial

Es de esperar que la jueza se inhiba en la investigación sobre Diana Quer en favor del juzgado número 1 que había archivado el caso de manera provisional el 19 de abril y que reabrirá previsiblemente mañana tras la aparición del cuerpo.

Abuín, con antecedentes policiales y condenado por tráfico de drogas, fue detenido el viernes gracias a la denuncia de una mujer por intento de secuestro el 25 de diciembre en Boiro (A Coruña) ante la Guardia Civil, que le tenía como principal sospechoso de la desaparición de Diana Quer.

En las 72 horas de detención, “El Chicle” confesó haber matado a Diana Quer y detalló donde se encontraba el cadáver, aunque ha dado varias versiones a los investigadores sobre cómo llevó a cabo el crimen.

El asesino confeso se encuentra en el juzgado desde poco antes de las nueve de la mañana, donde entró en un furgón policial en medio de los gritos e insultos de un grupo de jóvenes concentrados a la entrada de la sede judicial.

En la resolución del caso ha sido determinante el testimonio de la mujer de Abuín, Rosario Rodríguez, que relató a los agentes que su marido no estuvo con ella la noche de la desaparición de la joven madrileña, en contra de lo que había declarado hace meses y que sirvió de coartada al autor confeso del crimen.

Rosario Rodríguez quedó en libertad el pasado sábado y se desconoce si será citada por el juez bajo algún cargo concreto.

© Castilla-La Mancha Media 2019

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad