Expertos y afectados del amianto piden al Gobierno una ley para su erradicación

Imagen de la noticia

Asociaciones médicas, ecologistas, vecinales y víctimas del amianto han trasladado al presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, un manifiesto en el que exigen una ley integral para la erradicación segura del amianto antes de 2032, por sus efectos cancerígenos y nocivos en la salud respiratoria.

Un manifiesto suscrito por 40 asociaciones, entre ellas la de Toledo

El manifiesto, suscrito por unas 40 asociaciones, entre ellas, “Toledo sin Amianto” y una decena de expertos, apela a un sistema “eficaz y justo” para la detección “activa y precoz” de las enfermedades provocadas por el amianto cuyo uso industrial ha supuesto un “desastre global” sin precedentes y en España la cifra de fallecidos por exposición a este agente cancerígeno presente en miles de edificios podría llegar a 130.000 en 2050.

Aquí puedes leer el texto completo del manifiesto por una ley integral del amianto y las asociaciones que lo suscriben

Utilizado en la construcción y responsables de carcinomas en el pulmón

En el texto, las asociaciones y sociedades científicas firmantes reprochan a Sánchez que no haya incluido partidas para el censo y erradicación del amianto en su Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia dado que “se trata de un problema de salud pública, medioambiental y laboral del pasado, presente y futuro que afecta gravemente a la sociedad”.

El amianto, que fue utilizado en España en la construcción entre los años sesenta y noventa, es la causa fundamental, según las asociaciones médicas y sociedades científicas, de mesoteliomas pleurales y carcinomas de pulmón.

Los firmantes insisten en que pese a la gravedad del problema aún no se ha abordado un instrumento legislativo para erradicarlo y recuerdan que el 65 por ciento del amianto instalado en España habrá finalizado su vida útil en 30 años, “lo que incrementa su peligrosidad al desprender mayor cantidad de fibras letales al ambiente”.

Pocos casos se han reconocido en España como enfermedad laboral 

Otro asunto que traslada el manifiesto al presidente del Gobierno es que la exposición laboral al amianto apenas se reconozca como enfermedad profesional.
Sólo el 9 por ciento de los fallecidos por mesotelioma derivado de la exposición laboral al amianto entre 2007 y 2017 fueron reconocidos como patología profesional y en el caso de cáncer bronco-pulmonar derivado del amianto, el porcentaje se redujo al 0,4 por ciento.

En el documento, los expertos recuerdan al Gobierno que el largo período de latencia de las enfermedades del amianto provocará que haya víctimas al menos hasta el año 2050.

Por ello solicitan un proyecto de ley integral que permita proporcionar una visión global y transversal del problema y canalizar soluciones en distintos ámbitos evitando “como hasta ahora respuestas insuficientes y fragmentadas”.

Para la neumóloga y secretaria de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), Carmen Diego, la “gran diferencia de la actual pandemia covid-19 con la del amianto es aparentemente silenciosa, pero el número de víctimas crece sin pausa y seguirá creciendo durante generaciones si no se toman medidas para proteger a la población de la exposición al amianto”.
El neumólogo Josep Tarres también se muestra contundente al afirmar que “la pandemia del amianto es de mayor alcance que la del covid, y con una curva que está muy lejos de aplanarse” pero, además, sus efectos son a largo plazo y de mayor magnitud.

EFE

© Castilla-La Mancha Media 2021

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad