Mano de obra de "proximidad": parados, jóvenes y migrantes, solución para contratar en el campo

Las organizaciones agrarias lo viene advirtiendo: hace falta mano de obra en el campo, una situación que se agrava con la crisis sanitaria del coronavirus y la imposibilidad de llegada de inmigrantes de otros países.

Ante esta situación el Gobierno ha aprobado un real decreto por el que se incorporará a parados, jóvenes y migrantes para paliar la falta  de mano de obra en el campo en un contexto marcado por la crisis generada por la pandemia del coronavirus. Eso sí, las contrataciones deben hacerse en el entorno de donde se realicen los trabajos.

En concreto, el ministro de Agricultura, Luis Planas, ya avanzó la semana pasada que en España se necesitan entre 100.000 y 150.000 trabajadores, una cifra que este martes ha rebajado a 75.000, para hacer frente a la recogida de las cosechas de las próximas semanas.

Desde organizaciones agrarias como COAG llevan una semana haciendo llamamiento para encontrar trabajadores para sus asociados.

Planas también confirmó que estaba abordando este asunto con las organizaciones agrarias, las comunidades autónomas y el Ministerio de Trabajo para ver qué medidas adoptar para encontrar una solución satisfactoria a la escasez de mano de obra en el campo tras las restricciones de movimiento para frenar la expansión del coronavirus. Planas sí avanzó que, con las restricciones que hay, tendrá que ser con mano de obra “de proximidad”.

¿Cómo está afectando ya la falta de mano de obra al sector?

El sector ya estaba muy afectado y movilizado antes de la crisis sanitaria y ahora, según le han explicado, notarán las bajas laborales en la recolección de las cosechas.

Ahora, con la epidemia, el sector tiene dificultades en algunas áreas como el de la fruta, espárrago, las labores auxiliares en la ganadería y en el sector apícola, para encontrar personal por las dificultades del transporte y la necesidad de baja ocupación de los vehículos, y por el temor de algunos a los contagios.

Además, han avisado de que la situación se puede agravar con la recogida de fruta. En cuanto a los mercados, los ganaderos han debido adaptarse a la variación de las pautas de consumo, sobre todo por el cierre de la restauración y hostelería, que también está condicionando las ventas de vino.

El campo afronta semanas difíciles por la llegada de campañas en las que hará falta la mano de obra de unas 100.000 personas ante la ausencia de temporeros extranjeros debido al cierre de fronteras y el sector se encomienda a muchos gremios: estudiantes, afectados por los ERTE o camareros en paro.

Posibles soluciones que aporta el sector agrario

Desde el sector agrario, tienen ya un listado de posibles soluciones para movilizar a ese personal necesario para asegurar la recogida de los frutos y evitar tanto pérdidas económicas como la puesta en riesgo del funcionamiento de una parte de la cadena alimentaria.

Unas de las medidas que defienden casi al unísono es que el Gobierno permita a las personas que hayan sufrido un ERTE en su empresa por la COVID-19 compatibilizar el cobro de ese subsidio temporal con un trabajo en el campo.

Desde Asaja, su presidente, Pedro Barato, ha señalado a Efe que los parados de “larga duración, muy localizados en Extremadura y Andalucía”, son una buena opción pero pide a las administraciones que “quiten trabas burocráticas” para facilitar su contratación.

En COAG, su responsable de Relaciones Laborales, Eduardo López, ha demandado el Gobierno central que “no restrinja” la entrada de temporeros comunitarios y “no se penalice” simultanear el cobro de un ERTE con el trabajo en el campo.

López es también partidario de hacer un llamamiento a los estudiantes para que vayan al tajo y que eso les sea reconocido con un “incentivo en sus becas o una ampliación de las mismas” o echar mano de camareros que están ahora en paro debido a la situación.

Fuentes de UPA, por su parte, inciden en que “cualquier” trabajador de otro sector que ahora mismo esté en el paro por el estado de alarma y pueda dedicar este tiempo a trabajar en la agricultura y obtener así unos ingresos “nos parece interesante y conveniente”.

© Castilla-La Mancha Media 2020

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad